Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

"No vamos de víctimas. Tenemos el deber de estar en consejos de administración"

Cinco consejeras defienden que las mujeres están preparadas para dar el salto, pero sin cuotas.

Cani Fernández, Teresa Azcona, Encarna Samitier, Isabel Estapé, Ana Muñoz y Krista Walochik.
"No vamos de víctimas. Tenemos el deber de estar en consejos de administración"
P. ETURA/ A PHOTO

Cada una ocupa el sillón de un consejo de administración de una empresa de distinto tamaño y sector, pero todas coinciden en que el sistema de "cuotas" para garantizar el acceso de las mujeres a estos puestos no es positivo. Son una "senda peligrosa" ya que pueden sembrar dudas sobre la preparación de las elegidas, planteó ayer Isabel Estapé, consejera de Criteria. "Ya no vamos de víctimas ni de reivindicadoras. Tenemos el deber de estar en los consejos de administración", añadió Ana Muñoz, consejera independiente de Natra. Así, criticó expresiones que ha oído en empresas a la hora de buscar un consejero como "nos apetece mucho que sea una mujer".

"Aguantar los egos"

"Hay que poner la linterna en la falta de representatividad" de las mujeres, "pero sin cuotas", coincidió Cani Fernández, consejera y socia del despacho Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. 'Mujeres en consejos de administración' fue el tema del encuentro organizado por la asociación Directivas de Aragón en el Paraninfo. En él se detallaron también los requisitos para llegar a un puesto en un consejo. "Hay que tener experiencia empresarial, ser una persona con criterio, tener capacidad de análisis, saber aunar voluntades -el consejo no debe ser un campo de batalla- y ser valiente", enumeró Krista Walochik, presidenta de Norman Broadbent España. Muñoz añadió "aguantar los egos" de los compañeros, cualidad que hizo sonreir al público, femenino en su mayoría. Las vías de acceso van desde formarse, a hacerlo "a golpe de talonario" o ser familia del fundador, habló con franqueza Walochik. La clave es "tener visibilidad", dijo. "El techo de cristal está cuando mi trabajo ya no habla por mi", explicó. Entonces hay que venderse a uno mismo y allí fallan muchas directivas. No estar oculta en un despacho fue el consejo de Teresa Azcona, consejera delegada de la firma de capital riesgo Going Investment. Desde la asociación organizadora del acto, su presidenta, Ana Solana, recordó que "no se llega ni a directiva ni a consejera sin lucha y sacrificio".

Etiquetas