Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

UGT y CC. OO. sí negociarán las 900 salidas y el convenio y al final lo someterán a referéndum

La mayoría del comité -que incluye también a Acumagme- aceptará hoy negociar conjuntamente la reestructuración y los cambios en el convenio.

"Vamos a empezar a negociar todo el paquete, el plan de reestructuración y el convenio, y al final si se alcanza un acuerdo será la plantilla la que lo acepte o no mediante votación en referéndum". Con estas palabras, José María Fernando, secretario general de CC. OO. en Figueruelas, resumía la decisión adoptada por la ejecutiva de su sindicato de entrar a negociar con la dirección tanto las 900 salidas preacordadas con Magna como el ERE de suspensión de 600 trabajadores, la supresión del turno de noche de abril a noviembre y el encaje de todo esto en la negociación colectiva vía nuevo convenio.

 

Asimismo, la ejecutiva de UGT acordó ayer negociar la totalidad del plan industrial, las condiciones de reestructuración y el conjunto del convenio colectivo. "Vamos a negociar", señaló Pedro Bona, secretario general de UGT en Figueruelas: "Valoramos positivamente que GM acepte los porcentajes de reparto de producción preacordados con Magna y nos satisface la contestación favorable que la dirección ha dado al mantenimiento de la carga de trabajo para la nave de Prensas, así como que nos hayan dicho que tienen una propuesta socialmente responsable para las 900 salidas". Además, Bona reiteró el compromiso de su sindicato de someter a referéndum el resultado de la negociación.

 

Acumagme también comunicará hoy su disposición a negociar: "Sí, vamos a empezar a hablar con la dirección, aunque lo que puede ocurrir es que nos tengamos que levantar de la mesa si la propuesta que nos hacen es infumable", afirmó Rafael Díaz, representante de este sindicato. "Me temo que en lugar de negociar las 900 salidas de forma conjunta lo que quieren es ir echando a la gente dependiendo de las circunstancias de cada uno y eso es peor. Además, me preocupa que quieran romper el convenio y meter todo lo que hasta ahora no se podía negociar", criticó.

 

Por su parte, OSTA rechazará la propuesta condicionada de negociación lanzada por la empresa, le exigirá que previamente al inicio de la negociación exponga su fórmula "socialmente responsable" y le pedirá que no vincule la negociación de los dos ERE con la del convenio. "Entiendo que negociar es inevitable, pero creo que el comité demuestra debilidad al aceptar una negociación condicionada", dijo José Luis León.

 

Tampoco CGT está por la labor de negociar mientras no conozca las condiciones del ERE de extinción. Sería como "firmar un cheque en blanco en contra de los intereses de los trabajadores". Por último, USO rechazará también hoy el planteamiento de la empresa. "Hasta que no diga claramente cómo quiere despedir a la gente y a cambio de qué, no entraremos a negociar el ajuste", precisó su representante, Ángel Arbonés, partidario de negociar únicamente el convenio colectivo.

"El sacrificio que se pide es alto"

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, dijo ayer que "el sacrificio" que se pide a la planta de Opel en Figueruelas es "alto", por lo que se reunirá con sindicatos y Gobierno aragonés para evaluarlo. No obstante, valoró positivamente que se haya acabado con este "larguísimo período de incertidumbre, muy malo para todos" y que Opel haya apostado por el coche eléctrico: "Ojalá se pudiera conseguir que la decisión fuera que Figueruelas tenga este tipo de coche". En cuanto a la petición de ayudas de la compañia, dijo: "Que sepamos, al Gobierno de España no nos han pedido nada".

Etiquetas