Despliega el menú
Economía

LOS JÓVENES

"Será más fácil ser fijo y también que te echen"

La reforma no convence ni a los trabajadores con contrato temporal ni a los parados, que consideran que fomentar la estabilidad no servirá para frenar el desempleo.

Gegaham y Raquel han enlazado contratos temporales durante los últimos años.
"Será más fácil ser fijo y también que te echen"
LAURA URANGA

Un año de trabajo en la construcción, otro de reponedor en una gran superficie, varios meses de nuevo como peón y suma y sigue. Gegaham tiene 28 años y lleva los últimos cinco enlazando un trabajo temporal tras otro. "Acaba uno, voy al paro y busco otro. No he tenido nunca un contrato fijo", cuenta. Hasta el momento -di- ce-, esta falta de estabilidad no le ha ocasionado problemas pero con la crisis la situación se le ha complicado. "Antes no me preocupaba porque sabía que cuando acababa un trabajo iba a encontrar otro, pero ahora está más difícil. Si las medidas aprobadas sirven para conseguir un empleo fijo antes, me parecen bien, pero no me queda muy claro", afirma este joven armenio, que llegó a España hace una década.

A pesar de haberse informado con detalle por Internet, tampoco las tenía todas consigo Raquel Seral, otra joven de 28 años que ahora está en paro. "He leído que será más fácil ser fijo, pero que será también más barato el despido. Costará menos que te echen y así no ganamos mucho. Espero que al menos la primera parte sirva para potenciar el trabajo estable", explica Raquel, que ha llegado a tener más de cinco contratos temporales en un año (la mayoría buzoneando publicidad). A su juicio, las empresas utilizan en exceso ese tipo de contratos y, dice, son la única forma de entrada a la mayoría de los puestos. "Ahora estoy buscando trabajo y lo único que veo son empleos por meses", cuenta. Su última entrevista la hizo en una tienda en la que le ofrecían cubrir una sustitución durante el verano, pero no tuvo suerte. "Se me acaba la prestación del paro -que cobra desde hace 16 meses- y busco lo que sea: dependienta, monitora de tiempo libre, comercial... Está todo muy parado", añade.

Los dos jóvenes coinciden en que resulta necesario incrementar la indemnización por finalización de un contrato temporal, como propone la norma porque "la culpa no la tiene el trabajador", asevera Raquel, que ha trabajado en la hostelería como ayudante de cocina y repartiendo publicidad por Zaragoza. Ahora que está sin empleo ha creado 'Parados en marcha', un movimiento que ha llevado a Internet junto a un amigo en forma de blog y de grupo en Facebook (ya cuenta con unas mil adhesiones), con el que reivindica una solución a las altas tasas de desempleo que hay en España.

Estos jóvenes desconocen los efectos que la nueva reforma laboral tendrá sobre las empresas de trabajo temporal, que ahora podrán colaborar mediante convenios con los servicios públicos de empleo. "Solo sé que sirven para encontrar trabajo. Cuando se está en el paro hay que buscar donde sea y toda ayuda es poca", comenta Gegaham.

Etiquetas