Economía
Suscríbete por 1€

RECONOCIMIENTO

Roque Gistau, Premio Basilio Paraíso por su labor al frente de la Expo 2008

Roque Gistau, presidente de la sociedad pública que organizó la Exposición Internacional de Zaragoza en 2008 dedicada al 'Agua y el desarrollo sostenible', ha sido distinguido con el Premio Basilio Paraíso por su labor al frente de este acontecimiento.

Con este premio, la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza quiere reconocer el éxito de la Expo 2008 y la proyección internacional de la capital aragonesa lograda por el acontecimiento.

Asimismo, la fundación ha distinguido con la Medalla Basilio Paraíso a Empresas Centenarias la trayectoria de 31 firmas de la Comunidad Autónoma: diecinueve de la provincia de Zaragoza, siete de la de Huesca y cinco de la de Teruel.

También se ha querido reconocer con una Medalla Especial la labor académica de una institución educativa muy ligada a la historia económica de Aragón y a la figura de Basilio Paraíso como es la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales de Zaragoza, fundada en 1887.

Basilio Paraíso fue uno de los principales impulsores de los estudios de comercio y se le atribuye, junto con Rafael Pamplona, la creación de la escuela.

Más de 20.000 personas han pasado por sus aulas en su historia más que centenaria, por lo que ha sido un vivero de vocaciones empresariales desde su creación.

El premio y las medallas rinden homenaje a Basilio Paraíso (Laluenga, Huesca, 1849), quien tuvo un gran protagonismo en la vida económica, política y social de Aragón y España.

Con el premio, se distingue públicamente una trayectoria personal, social o institucional de extraordinario mérito y relevancia en el ámbito económico o en el ejercicio de la actividad empresarial en la circunscripción.

Así, Roque Gistau se suma a Opel España, reconocida en la primera edición del galardón (2003), y al directivo aragonés César Alierta, presidente de Telefónica, premiado en la segunda (2006).

El jurado del premio ha destacado que Roque Gistau llevó adelante la Expo 2008, igual que lo hiciera Basilio Paraíso en 1908 como presidente de la Exposición Hispano-Francesa de Zaragoza.

El éxito organizativo de la muestra, la proyección internacional de Zaragoza y su legado científico para la mejora de la gestión del agua en el mundo basan la decisión de la fundación cameral.

Respecto a las empresas centenarias, sobresale el papel del pequeño comercio entre las firmas reconocidas en 2009.

Negocios familiares como pastelerías, panaderías, carnicerías, joyerías, tiendas de alimentación y moda protagonizan la medalla, entre otras actividades, junto a grandes firmas de Aragón como TUZSA o Tudor (hoy Exide Technolgies).

En las tres ediciones de la medalla, la fundación y la Cámara de Comercio han reconocido ya a 75 empresas centenarias.

El premio y las medallas se entregarán el próximo 30 de noviembre en un acto en la Cámara de Zaragoza al que asistirá el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono.

Etiquetas