Economía

LA NUEVA OPEL

Por qué Figueruelas es una de las plantas de GM más eficientes y más competitivas

Las plantas de General Motors Europa más amenazadas en el plan industrial que el fabricante de componentes Magna tiene para la que será la nueva Opel son más eficientes que las factorías alemanas, aseguraba ayer en portada el rotativo económico británico 'The Financial Times'. El periódico destacaba en sumario y desarrollaba en el texto el hecho de que las dos factorías británicas y la española, la de Figueruelas, fuesen mejores que las germanas y que, sin embargo, las del país de Angela Merkel fuesen mejor tratadas en los proyectos del nuevo inversor.

 

El 'Financial Times' lleva ya varios días insistiendo en la escasa lógica industrial de los planes de Magna para la filial europea de GM, si bien no está haciendo más que constatar una realidad de la que se están haciendo eco en las últimas semanas medios de comunicación de varios países una y otra vez (el también británico 'The Economist', con especial agudeza al apuntar que el proyecto de la firma austriaco-canadiense "apesta"). En España todo esto lo tenemos especialmente claro, no en vano la planta de Zaragoza lleva años demostrando su buen hacer y por algo es la que más capacidad productiva tiene.

 

General Motors ha medido la eficiencia de sus factorías tradicionalmente con, entre otros números, por el número de horas que necesita cada fábrica para montar un vehículo. En ese sentido, y así lo publicó ayer el 'Financial Times' citando como fuente sus investigaciones propias (ver columna de la derecha), Figueruelas tiene como ratio 19,5 horas por cada undiad que produce. Solo es superada en este campo por la planta germana de Eisenach, con la que comparte la producción del Corsa y que, de hecho, podría arrebatar volumen a la fábrica aragonesa. Eisenach, considerada desde hace tiempo como la mejor de las plantas alemanas, emplea 14,9 horas por vehículo, tiempo que contrasta de modo llamativo con las 24,4 horas/coche de Bochum y más aún con las 33,1 horas de Rüsselsheim, factorías también alemanas.

 

Estos datos, sin embargo, no pueden ser considerados como definitivos, apunta a este diario Pedro Bona, secretario general de UGT en Figueruelas y representante de Zaragoza en el comité europeo de GM. Este dirigente sindical asegura que todos estos números pueden llamar a engaño, ya que en Eisenach se monta solo el Corsa de 3 puertas, mientras que en Figueruelas se fabrica ese modelo y también el utilitario de 5 puertas (que requiere más tiempo), además del Combo y, sobre todo, el pequeño monovolumen Meriva. "Además", insiste Bona, "esos números solo hablan de vehículos fabricados y no de piezas", es decir, que no tienen en cuenta el producto que sale de la nave de Prensas de la factoría aragonesa. Los datos de Rüsselsheim, destaca también, deben ser matizados, ya que en esa planta se montan vehículos de segmentos más elevados que el Corsa.

Los costes salariales

Para medir la competitividad de las fábricas hay que tener en cuenta también sus costes salariales. El presidente del Gobierno aragonés, Marcelino Iglesias, decía recientemente que cada Corsa cuesta en Eisenach 600 euros más que en Figueruelas, entre otras razones por las diferencias de sueldos entre un sitio y otro. Datos oficiales de 2007 publicados en 2008 señalan que el coste laboral por hora trabajada en la industria manufacturera en España está aún muy lejos de Alemania: 19,60 euros frente a los 33 euros del país de Merkel.

Etiquetas