Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS

Multicaja y Cajalón aprobaron ayer su fusión

Los Consejos Rectores dan el visto bueno al protocolo de integración, que exigirá recortar 30 oficinas y 100 empleos.

De izquierda a derecha, Javier Hermosilla y Bruno Catalán, respectivamente; Alberto Larraz; y José Antonio Alayeto y José María Jiménez.
Multicaja y Cajalón aprobaron ayer su fusión
CARLOS MONCíN

Multicaja y Cajalón dieron ayer un paso más en su anunciada integración, al aprobar el protocolo de fusión que les servirá de guía para la creación de la Nueva Caja Rural de Aragón, que es como se llamará la nueva entidad de ahorro.

En una presentación formal en la Sala de las Columnas, en Presidencia del Gobierno de Aragón, los máximos responsables -presidentes y directores generales- de las dos cooperativas de crédito de la comunidad, arropados por el consejero aragonés de Economía, Alberto Larraz, anunciaron que la unión de las dos entidades va por buen camino. Los Consejos Rectores de Cajalón y Multicaja aprobaron ayer el protocolo de fusión de ambas entidades para crear una nueva cooperativa de crédito que por tamaño -explicaron- será la tercera de España y podría estar operativa en el segundo semestre de 2011.

El protocolo de fusión ha sido ya presentado al Banco de España, que ha dado su visto bueno, así como al Gobierno de Aragón, que ha mostrado su «acompañamiento» al proceso de integración, según manifestó Alberto Larraz.

Pese a que aún hay que crear las diferentes mesas de negociación para detallar aspectos técnicos y jurídicos de la nueva cooperativa, los responsables de Cajalón y Multicaja explicaron que, según sus primeras estimaciones, habría que reducir un 10% tanto el número de oficinas como de puestos de trabajo. Este porcentaje, en términos absolutos, se traduciría en 30 oficinas y alrededor de un centenar de empleados.

El consejero de Economía precisó los aspectos básicos de lo contenido en el documento de fusión. Entre ellos, que no será una fusión por absorción sino que se tratará, más bien, de una integración entre iguales. Larraz dijo que ambas cajas tendrán un peso «paritario» en la nueva cooperativa, de forma que la fusión se producirá en términos de igualdad, ya que poseen un tamaño similar. Agregó que si bien su cultura financiera es «diferente», «se acerca bastante», con «oficinas en localidades muy pequeñas», que permiten «estructurar el territorio».

Larraz añadió que la nueva entidad pasará a ser «una empresa de gran tamaño» en Aragón, con más de mil trabajadores, y avanzó «que no habrá ninguna dificultad en temas de personal».

 

Ganar en eficiencia

En cuanto a los efectos que esta integración podrá tener, el presidente de Cajalón, Bruno Catalán, detalló que se prevén prejubilaciones voluntarias, alrededor de cien, para las que ya hay personal suficiente apuntado, aseguró Catalán: «No habrá despidos forzosos», dijo.

El director general de Cajalón, Javier Hermosilla, por su parte, precisó que de las 335 oficinas que tienen ambas entidades, solo 28 se solapan y no todas ellas tendrán que cerrar, sino que algunas cambiarán de ubicación.

La estimación es, no obstante, cerrar unas 30 oficinas, lo que supondrá una reducción de su red que no llegará al 10%. Por lo que respecta a los servicios centrales, el objetivo es integrarlos en uno solo para lograr mayor eficiencia operativa. Objetivo primordial de la integración, recordó el presidente de Multicaja, José Antonio Alayeto, con el que esperan cumplir dos funciones: «Llegar más a nuestros clientes y socios, sin renunciar a un modelo de banca cooperativa».

Por último, se mostró abierto a que otras cooperativas de crédito se sumen al proyecto. «La idea es dejar la puerta abierta e invitar a cualquier caja rural de España, con preferencia a las de las provincias limítrofes», dijo Alayeto.

Etiquetas