Despliega el menú
Economía

MACROECONOMÍA

Los expertos reunidos en Davos dan por seguro que EE. UU. entrará en recesión

El foro económico se reúne desde ayer y la cita se enmarca en un contexto de pesimismo general, de crisis financiera en América y con un precio récord del barril de petróleo

Varios expertos reunidos en el Foro Económico Mundial en la ciudad suiza de Davos coincidieron en señalar ayer que la economía estadounidense entrará en recesión en los próximos meses y que la Reserva Federal estadounidense (Fed) recortará más los tipos de interés.

En un debate sobre la situación económica de Estados Unidos y del resto del mundo, los economistas dijeron que la Fed hará frente a la fuerte ralentización de la mayor economía del mundo con nuevas bajadas de las tasas, pero que esta medida no va a evitar que entre en recesión.

En este sentido, el director para Asia del banco Morgan Stanley, Stephen Roach, fue muy crítico con la actuación de la Fed y con el programa de reducciones fiscales aprobado por el Gobierno estadounidense para apoyar el crecimiento económico de EE. UU.

El Foro Económico Mundial congrega en Davos desde ayer y hasta el próximo domingo a más de 2.500 participantes de 88 países.

La Fed bajó el martes por sorpresa el precio del dinero en 75 puntos básicos, hasta el 3,5%, como respuesta al desplome de los mercados de valores europeos y asiáticos el pasado lunes. Roach consideró que el mensaje de la Fed ha sido muy claro y que intenta proteger a los mercados.

"Los mercados estaban gritando una reducción de los tipos de interés y la Fed les ha dado lo que pedían", dijo Roach, quien recordó que el banco central estadounidense celebra su reunión ordinaria para tratar la política monetaria el próximo 30 de enero.

La politica de la Fed

Además, Roach aseguró que esta actuación de los bancos centrales para solucionar la crisis financiera actual "es la misma que la ha provocado", en alusión a la política monetaria que aplicó el ex presidente de la Fed, Alan Greenspan.

Los expertos afirmaron que el colapso de las bolsas internacionales se produjo cuando el resto del mundo se dio cuenta de que la recesión de EE. UU. puede extender sus efectos a la economía global.

El debilitamiento de la actividad económica estadounidense, sobre todo del consumo privado, va a ralentizar el crecimiento del resto de las economías del mundo, especialmente en países con un importante volumen de exportaciones a EE. UU., como México.

La cita de Davos se enmarca en un contexto en el que la población mundial es más pesimista sobre el futuro de la economía que el año pasado y piensa que el planeta es un lugar cada vez menos seguro, según un sondeo publicado la semana pasada por el Foro Económico Mundial, para el cual Gallup International consultó a 61.600 personas en 60 países.

La reunión cuenta con la presencia del premio Nobel de la Paz 2007, Al Gore; la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice; los presidentes de Pakistán, Pervez Musharraf, y Colombia, Alvaro Uribe; el cantante irlandés Bono y el fundador de Microsoft y filántropo Bill Gates, entre otros. La cita, que finalizará el 27 de enero, intentará evaluar el alcance de la crisis de los créditos hipotecarios de riesgo en EE. UU. ("subprime") y el alza de los precios del petróleo y los alimentos, así como cuán protegidos de estos vaivenes están los países emergentes.

El año ha empezado con unos precios del crudo que ya han superado los 100 dólares el barril y podrían debilitar aún más a Estados Unidos, mayor consumidor mundial de petróleo, mientras la cotización del oro, considerado un valor refugio en tiempos de crisis, alcanzó un récord histórico a más de 900 dólares. Los temas de los innumerables talleres de la cita son variados y van desde "Si EE. UU. estornuda, ¿el mundo se resfría?" hasta "Actualidad 2008: El alza sorpresa de Latinoamérica", un debate convocado en torno a la premisa que los mercados de acciones de la región aventajan a las del resto del mundo en un 20%.

Etiquetas