Despliega el menú
Economía
Suscríbete

VIVIENDA

Los españoles son los europeos con más dificultades para obtener una hipoteca

Nueve de cada diez españoles tiene dificultades para obtener una hipoteca, lo que supone la proporción más alta de la Unión Europea, donde la media es del 66 por ciento, según una encuesta presentada por la Comisión Europea.

El 90 por ciento de los ciudadanos españoles consultados afirma que es "difícil" acceder a este tipo de créditos, mientras que sólo el 6 por ciento considera que "no es difícil", una proporción muy lejana del 74 por ciento de finlandeses que dicen no tener problemas para obtener una hipoteca.

España también es el país de la UE con mayor porcentaje de consultados que tienen "dificultades" para acceder a otros préstamos bancarios (el 78%) y para obtener una tarjeta de crédito (el 55%).

Estos son algunos de los resultados del Eurobarómetro sobre Pobreza y Exclusión Social, elaborado por el Ejecutivo comunitario a partir de las consultas a 27.000 ciudadanos europeos llevadas a cabo entre finales de agosto y mediados de septiembre.

Según la encuesta, presentada ante la proximidad de 2010 -declarado por la UE como Año Europeo de Lucha contra la pobreza-, un 73 por ciento de los europeos considera que dicho problema está "generalizado" en su país.

En España, la percepción social de la pobreza es del 66 por ciento, por debajo de la media europea.

Los países donde existe más pobreza, según sus ciudadanos, son Hungría, Bulgaria y Rumanía, los tres por encima del 90 por ciento, mientras que en el otro extremo se sitúan Dinamarca (31%), Chipre (34%) y Suecia (37%).

Los datos oficiales de la UE -que sitúan el umbral de la pobreza en el 60% del sueldo mínimo de cada Estado miembro-, señalan que este problema afecta a unos 80 millones de personas, el 16 por ciento de la población comunitaria.

En cuanto al número de ciudadanos que podría estar en riesgo de sufrir este problema, un 12 por ciento de los europeos consultados considera "difícil" llegar a fin de mes, mientras que para un 56 por ciento es de una dificultad "intermedia" y para el 30 por ciento "fácil".

En España, estos datos no varían de forma significativa, ya que el 10 por ciento de los consultados dijo tener "difícil" cubrir sus gastos mensuales, el 60 por ciento "intermedio" y el 28 por ciento "fácil".

Entre las razones "sociales" que, en opinión de los encuestados, explican la pobreza a nivel nacional, se encuentran el desempleo excesivo (52%), los salarios demasiado bajos (49%), la insuficiencia de las ayudas sociales y de las pensiones (29%) y el precio excesivo de la vivienda (26%).

En España, el país con mayor tasa de desempleo de toda la UE -el 18,9 por ciento, según los datos de agosto de Eurostat-, el porcentaje de consultados que consideran el paro como factor causante de la pobreza asciende al 63 por ciento.

Para el 53 por ciento de los europeos encuestados, el Gobierno nacional es el principal responsable de la reducción de la pobreza, seguido de los ciudadanos en sí mismos (13%), de la Unión Europea (9%), de las autoridades regionales y locales, y de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y organizaciones caritativas (ambos el 7%).

Estos resultados ponen de manifiesto "que los europeos son perfectamente conscientes del problema de la pobreza y de la exclusión social y que quieren que se tomen medidas para subsanarlo", según dijo el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, en un comunicado.

El próximo año, la CE pretende impulsar "iniciativas concretas" para paliar la pobreza a nivel europeo, nacional y regional, afirmó la portavoz comunitaria de dicho ámbito en rueda de prensa.

Etiquetas