Despliega el menú
Economía

ESTADOS UNIDOS

La Reserva Federal urge reducir el déficit

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, reconoce que la recuperación de la economía está encaminada.

El presidente de la Reserva Federal de EE. UU., durante su comparecencia ante el Congreso.
La Reserva Federal urge reducir el déficit
MARK WILSON/AFP

El presidente de la Reserva Federal de EE. UU., Ben Bernanke, aseguró ayer ante el Congreso que la economía estadounidense está encaminada hacia un continuo crecimiento en los próximos dos años, pero también urgió medidas para reducir el abultado déficit.

Bernanke señaló que la reactivación de la economía del país, que comenzó a mediados de 2009, "ha continuado a un ritmo moderado en lo que va de este año".

Sin embargo, también urgió tomar medidas para mantener el presupuesto por una vía sostenible porque, a su juicio, el crecimiento económico por sí solo no será suficiente para sanear las finanzas del país.

"A menos que como nación hagamos un firme compromiso con la responsabilidad fiscal, a largo plazo, no tendremos ni la estabilidad financiera ni un crecimiento económico saludable", advirtió.

Según Bernanke, el gasto de los consumidores -que constituye alrededor del 70% del Producto Interno Bruto de EE. UU.- aumentará a un ritmo "moderado", tomando en cuenta la profundidad de la recesión, mientras que las inversiones del sector privado mantendrán su tendencia al alza.

En ese sentido, Bernanke espera que la economía crezca entre un 3,5 y un 4% este año, y "un poco más rápido" en 2011.

Aunque haya una mejoría del mercado laboral, continuó, "se requerirá un tiempo significativo para recuperar los casi 8,5 millones de puestos de trabajo que se perdieron en 2008 y 2009".

Crisis en Europa

El presidente de la Fed consideró que la crisis de la deuda en Europa "probablemente" tendrá un efecto "modesto" sobre el crecimiento económico de EE. UU., cuya economía está en condiciones de soportar el ajuste fiscal que se avecina.

El presidente del banco central estadounidense subrayó que precisamente los problemas de la deuda soberana de Europa apuntan a la necesidad de mantener la salud financiera de Estados Unidos. A pesar de ello, Bernanke señaló que "las acciones emprendidas por los gobernantes europeos representan un compromiso firme para resolver las tensiones y para establecer la confianza y la estabilidad del mercado".

Etiquetas