Economía
Suscríbete

ANUNCIO DE BERNANKE

La Fed actuará si la economía de EE. UU. lo necesita

El departamento de Comercio revisa a la baja las perspectivas de crecimiento de la economía estadounidense.

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de EE.UU.
La Fed actuará si la economía de EE. UU. lo necesita
FUENTE

El Departamento de Comercio de EE. UU. revisó ayer a la baja el crecimiento económico del país, confirmando los temores de que la salida de la crisis resultará más lenta de lo que se preveía. El primer decepcionado es el presidente de la Reserva Federal(Fed), Ben Bernanke, que auguró con prudencia mejores horizontes para 2011 y prometió actuar en caso de necesidad, sobre todo para evitar una deflación.

Bernanke espera que la economía estadounidense siga expandiéndose en lo que queda de año, pero lejos del 5% del último trimestre del 2009, e incluso del 3,7% que registró el primer trimestre de este año. El PIB del segundo trimestre se había cifrado hace un mes en el 2,4%, pero la revisión de ayer lo ha dejado en un lánguido 1,6%. Wall Street preveía una revisión a la baja de al menos un punto, después de una semana de malas noticias económicas.

En sus 19 páginas de análisis, Bernanke no intentó negar lo obvio, que el ritmo de la recuperación y el empleo se ha ralentizado en los meses recientes, sino que lo atribuyó a un consumo "más bajo de lo esperado" y a la continua debilidad del mercado inmobiliario. "Las perspectivas del gasto en los hogares dependerán hasta un extremo significativo de cómo evolucione la situación del empleo, pero el ritmo del gasto también dependerá del progreso que hagan los hogares en reparar su situación financiera", reflexionó. En este sentido Bernanke le dio la vuelta a las noticias de constricción del gasto y aumento del ahorro entre los consumidores estadounidenses que muestran la preocupación de la sociedad ante la incertidumbre económica. Aseguró que las altas cifras de ahorro para EE. UU. que se han registrado esta semana permitirán a las familias reparar su situación financiera con más rapidez y les darán más flexibilidad para aumentar el gasto a medida que las condiciones mejoren.

Mercado laboral

Otra cosa será el mercado laboral. Ahí el propio Bernanke reconoció que la recuperación del empleo está siendo "dolorosamente lenta" y no tiene visos de mejorar. "Aunque el crecimiento deberá ser más fuerte el año que viene, la falta de fuelle económico y el desempleo probablemente sólo declinarán lentamente", advirtió.

El presidente de la Fed constató que la temprana intervención de los bancos centrales y las políticas económicas habían logrado estabilizar los mercados financieros, pero los créditos siguen estando bloqueados.

"Estamos ayudando a los bancos a alcanzar un buen equilibrio entre la prudencia debida y la voluntad razonable de conceder préstamos a los solicitantes que se lo merezcan", explicó. "También nos hemos involucrado en extensos esfuerzos para facilitar el entendimiento entre los bancos y los pequeños negocios, en cuyo campo hay algunas noticias esperanzadoras: en su mayoría, las condiciones de créditos bancarios parecen estar estabilizándose y en algunos casos empiezan a relajarse", dijo.

Su máxima preocupación sigue siendo la estabilidad de precios, un asunto que por ahora no requiere de intervención alguna. Bernanke reconoce que la inflación está "ligeramente por debajo de lo que algunos participantes del Comité Federal de Mercado Abierto consideran sano para la economía a largo plazo", pero cree que las perspectivas de inflación son "razonablemente estables", por lo que espera que sigan en los niveles actuales antes de subir ligeramente hasta cifras "más coherentes" con sus objetivos económicos. Bernanke no dejó dudas de que la Reserva Federal dispone aún de más balas en su cartuchera para afrontar la situación si fuera necesario. Reconoció, sin embargo, que "hemos andado un largo camino, pero nos queda aún un buen tramo".

Etiquetas