Despliega el menú
Economía

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

sector inmobiliario

La eliminación de la desgravación fiscal no consigue animar la venta de viviendas

Notarios, constructores y entidades financieras reconocen que el fin del beneficio fiscal para rentas superiores a los 24.100 euros se ha notado "muy levemente" en sus negocios.

Un ciudadano pasando por delante de una inmobiliaria
La eliminación de la desgravación fiscal no consigue animar la venta de viviendas
HERALDO

Queda poco menos de una semana para que aquellos que adquieran una nueva vivienda pero tengan unos ingresos superiores a los 24.100 euros anuales puedan desgravarse la adquisición en el IRPF. La supresión de esta ventaja fiscal entra en vigor el próximo 1 de enero, por lo que se esperaba, con cierta expectación, que las transacciones de inmuebles se animaran y hubiese un cierto repunte de la actividad antes de que terminara el año.

No ha sido así y aunque no hay datos definitivos todavía, ni los promotores ni los notarios ni las entidades financieras han tenido trabajo extra. El decano del Colegio Notarial de Aragón, Eloy Jiménez, prefiere no generalizar "porque no tenemos estadísticas confirmadas" y explica que en su despacho ha habido "una cierta mejoría" en estos últimos días de diciembre, aunque en los meses de septiembre y octubre el mercado estuvo "prácticamente parado" y que todo este año 2010 en general "ha sido muy duro".

"Algo se ha notado", reconoce también el notario zaragozano Adolfo Calatayud, que, sin embargo, destaca que es difícil precisar si ese repunte se debe a la eliminación de la desgravación fiscal para todos o a que los meses anteriores han sido desastrosos. Calatayud aporta otro dato que podría explicar que se haya producido cierta reactivación del negocio en estas fechas. En las notarías el mes de diciembre siempre es un periodo de más trabajo, pero aún así, y con la nueva medida fiscal a la vuelta de la esquina, "el que ahora tenemos no es ni parecido a otros años", reconoce el profesional.

Incertidumbre

Y es que la crisis no da respiro ni aun cuando se puede perder una cuantiosa devolución de la Agencia Tributaria. "La demanda está muy débil", insiste Calatayud, que destaca que la situación de incertidumbre económica y el miedo a perder el empleo -cuando no se ha perdido ya- no son buenos compañeros de viaje para acometer una operación tan importante y decisiva para la economía familiar como es la adquisición de una vivienda.

Los notarios vuelven también su mirada hacia las entidades financieras porque consideran que la dificultad de los potenciales compradores para acceder a los créditos hipotecarios explica también en parte el escaso movimiento en el número de transacciones.

En el sector de la construcción las opiniones están divididas. Lo explica José Luis Roca, presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Zaragoza, que matiza que "hay algunos asociados que aseguran que se nota más movimiento en las ventas y otros que dicen que la desaparición de la deducción no ha contribuido a ninguna reactivación". Incluso los hay, explica, que aseguran que "se notó más" actividad en los meses anteriores a julio cuando entró en vigor la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Petición a las comunidades

Roca asegura que esta medida es, sin duda, un inconveniente para el sector, y recuerda que también lo es la decisión del Gobierno de suprimir a partir de 2011 las ayudas para pagar la entrada de las viviendas de protección oficial. Por eso Roca espera que como ha sucedido en otras comunidades autónomas, el Gobierno de Aragón escuche su solicitud, tome ejemplo de Ejecutivos regionales como el de Madrid, Cataluña o Valencia y decida elevar la deducción por adquisición de vivienda en el tramo autonómico, que hasta ahora se sitúa en el 4,95% del 15% total.

Sin embargo, cuando habla de financiación, el presidente de los constructores y promotores de Zaragoza distingue dos realidades distintas. Asegura que las dificultades son máximas para los proyectos de construcción nuevos, pero explica que en viviendas ya financiadas al promotor, las entidades financieras "están siendo más flexibles al conceder los créditos hipotecarios para diluir el riesgo".

Etiquetas