Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRECIÓ UN 0,1% EN EL PRIMER TRIMESTRE

La economía española sale de la recesión

Quedan atrás seis trimestres de retrocesos, el periodo de caídas más largo de la historia de la democracia.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tras el Consejo de Ministros.
La economía española sale de la recesión
PACO CAMPOS/EFE

La economía española despegó, al fin, aunque su avance fue mínimo, entre los meses de enero y marzo de este año. El Banco de España ha anticipado que, según sus estimaciones, el Producto Interior Bruto registró en ese periodo un aumento de apenas el 0,1% con relación a la recta final de 2009, gracias a la mejora del consumo de los hogares y el mantenimiento de las exportaciones. El exiguo incremento engancha a España al tren de la recuperación después de una larga travesía del desierto de 21 meses en la que se sucedieron un trimestre de estancamiento y otros seis de caída. El informe del instituto emisor concluye que, con relación a un año antes, el PIB del primer trimestre todavía arroja un descenso del 1,3%, pero matiza que esa comparación interanual "mide con algún desfase" la evolución de la coyuntura.

España ha salido de la recesión, como anticipó el presidente del Gobierno y, con toda probabilidad, confirmará el Instituto Nacional de Estadística el próximo miércoles día 12. Las dos vicepresidentas, Fernández de la Vega y Salgado, destacaron esta noticia "positiva" y la enmarcaron en los planes del Ejecutivo, que abarcan desde la reducción del déficit hasta los proyectos de cambio del modelo de crecimiento. Desde la oposición, la secretaria general del PP, Dolores Cospedal, insistió en que "no se puede hablar de brotes verde en la economía cuando estamos en una tasa de paro del 20%".

Cautelas del Banco de España

En su análisis, el Banco de España impone todo tipo de cautelas. Detrás del incremento de la actividad hay elementos de impulso que no se van a prolongar en el tiempo, como las ayudas a la compra de coches, o la adquisición de televisores previa al apagón analógico. Hay que contar con el efecto de un adelanto del gasto en las compras de otros bienes duraderos para sustraerse a la subida fiscal prevista para el 1 de julio, explica. "Aunque faltan todavía unos meses para la subida del IVA -reconocen en el Banco de España- no puede descartarse que algunas de las decisiones de consumo de bienes duraderos representen una anticipación". En contrapartida, la actividad del primer trimestre se sostuvo sin las 'muletas' del Fondo Estatal de Inversión Local. Su ausencia ocasionó un retroceso de la inversión en construcción no residencial.

En comparación anual, la demanda nacional pasó de caer el 5% en el último trimestre de 2009 a registrar un más moderado descenso del 2,6% en el primero de este año. La mejora relativa de la demanda tiró de las exportaciones, pero también de las importaciones. Así se explica que la contribución externa sea bastante inferior a los 2,2 puntos que representó en los meses de octubre a diciembre del pasado año.

El Banco de España, que se acaba de apuntar un tanto con el acuerdo entre Zapatero y Rajoy para la reestructuración de las cajas de ahorros, intenta ahora influir para que se aceleren los acuerdos laborales. Evoca, en su informe, que la tasa de paro experimentó un avance hasta llegar al 20% en el primer trimestre porque, entre otros factores, se frenó el descenso de las personas que quieren incorporarse a la población activa.

Reforma del mercado laboral

Considera que la propuesta de reforma laboral trasladada a los agentes sociales adolece de "falta de concreción" y le inquieta que los cambios en la negociación colectiva se hayan desplazado al acuerdo entre empresas y sindicatos. Este procedimiento, advierte, puede "desafortunadamente" retrasar una reforma que considera esencial. Para contribuir a las modificaciones, el instituto emisor ha convocado para la próxima semana una jornada en la que expertos del Fondo Monetario Internacional plantearán "experiencias de éxito" en la transformación de los mercados laborales.

La institución que dirige Miguel Fernández Ordóñez piensa además que el programa de austeridad del Ejecutivo se va a quedar corto, al estar basado en un escenario macroeconómico "optimista". Cumplir los objetivos de reducción de déficit va a requerir "medidas complementarias" que eviten desviaciones, insiste.

Por el lado de la inversión surgen parecidos recelos. Parte de los desembolsos en bienes de equipo podrían estar anticipando compras ligadas a los planes de estímulo, lo que tendería a moderar el aumento de los meses venideros, y tampoco juega a favor del desarrollo industrial la incertidumbre sobre la recuperación y las restricciones en el acceso a la financiación.

Una novedad del análisis es el anuncio de que se producirá "cierta recuperación de la demanda de vivienda en los próximos meses".

Etiquetas