Despliega el menú
Economía
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAl menos un herido en un accidente múltiple de cuatro vehículos en la A-68 en Figueruelas 

EMPRESAS

La DGA rebaja los impuestos que pagan las empresas por pedir avales

Aprueba una reducción del 90% del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para los solicitados a su participada Avalia.

"Fomentar la inversión y mejorar el acceso de las empresas aragonesas a la financiación externa" es el objetivo del Gobierno de Aragón con la rebaja fiscal sobre los avales que conceden las sociedades de garantía recíproca con sede en Aragón, siendo Avalia la única que cumple este requisito. La entidad, participada por el Ejecutivo, se beneficia así de una medida que ya se ha aprobado en otras comunidades, en las que se ha llegado a la exención del citado impuesto, en el caso de Navarra y País Vasco.

El coste fiscal de solicitar un aval a dicha entidad resulta un 90% más barato para las empresas desde la modificación legislativa,que ha reducido a un 0,1% la cuota que se paga por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, según ha informado la sociedad. La medida reduce uno de los costes que afrontan los empresarios que necesitan un aval para acceder a financiación ajena. Así, una persona que compre una nave de 480.000 euros (intereses y gastos incluidos) con un préstamo a 15 años, debería pagar un 1% por el citado tributo autonómico, un total de 4.800 euros. Sin embargo, con la reducción que se aplica desde principios de año, el coste queda en 480 euros, ponen como ejemplo desde Avalia.

Más requisitos

Para Antonio Buen, director general de la sociedad, la medida puede aliviar un poco las dificultades para encontrar financiación. "En estos momentos se está notando que las entidades bancarias tienen el filtro mucho más alto", afirma. Buen reconoce que este endurecimiento de los requisitos que piden los bancos ha provocado que "nos vengan más operaciones" solicitando avales. Avalia superó los 105 millones de riesgo vivo a mitad de año, con el que garantiza el negocio de unas 3.000 empresas, el 46,8% pymes.

Sin embargo, Buen reconoce que el recorte fiscal "no es la panacea", ya que los empresarios siguen teniendo esa primera barrera en la banca, afectada por la falta de liquidez mundial. Así, afirma que los bancos y cajas "han reducido un 15% el porcentaje que se concedía" de media a las empresas. Mientras antes lo normal era otorgar "el 70% u 80% del valor de tasación de una nave", ahora habría bajado al 50% ó el 60%. Por otro lado, afirma que la pérdida de recaudación no es significativa para las arcas del Ejecutivo.

Etiquetas