Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AL MENOS UN 3% SERÁ DE ESPAÑA

La crisis elevará a 230 millones el desempleo mundial, según la Organización Internacional del Trabajo

Las regiones más perjudicadas serán las desarrolladas, dentro de las cuales está incluida la Unión Europea (UE). Precisamente de los datos facilitados se desprende que, al menos, el 3% de ese incremento procederá de España.

A finales de 2009 habrá en el mundo 230 millones de desempleados debido al impacto de la recesión económica, según las previsiones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revisadas este miércoles. Las nuevas estimaciones advierten de que sólo entre 2008 y 2009 el aumento rondará los 50 millones de parados. Las regiones más perjudicadas serán las desarrolladas, dentro de las cuales está incluida la Unión Europea (UE). Precisamente de los datos facilitados se desprende que, al menos, el 3% de ese incremento procederá de España.

Los negros pronóstico fueron presentados en Ginebra y difundidos inmediatamente por las oficinas que la OIT tiene en los diversos países. "Nosotros decimos que estas previsiones son realistas y no alarmista", matizó el director general de la organización, Juan Somavia, quien lanzó la voz de alarma de que 200 millones de desocupados integrarán las filas de la pobreza extrema. A su juicio, las nefastas consecuencias políticas y de seguridad del declive económico son de "proporciones gigantescas" y el balance definitivo dependerá de las actuaciones de los gobiernos.

Somavia insistió en que son necesarias medidas "más enérgicas y coordinadas para evitar una recesión social mundial". "La reducción de la pobreza está en retroceso y las clases medias a nivel global se están debilitando", añadió. Y es que si el escenario descrito se convierte en realidad "cerca de 200 millones de trabajadores, pasarán a integrar las filas de la pobreza extrema", drama que se agudizará en el África Subsahariana y en el Asia Meridional.

La mitad que España

La OIT presenta un panorama alternativo menos trágico, con un aumento entre 18 y 30 millones de parados, si se demuestra que los esfuerzos de recuperación emprendidos son eficaces, circunstancia todavía desconocida y que, incluso en el nuevo informe, queda casi descartada. El estudio de este miércoles es fruto de la actualización de las proyecciones publicadas el pasado mes de octubre, en las que el organismo indicaba que la crisis financiera mundial podría hacer que el desempleo aumentara entre 15 y 20 millones. De confirmarse que la situación se deteriora a la gran velocidad que se vislumbra, el índice de paro se quedará en, el menor de los casos, el 6,5%. No obstante, el porcentaje más barajado por los expertos de la OIT es el del 7,1%, tasa muy inferior al 13,9% registrado ya en España a final de 2008.

La pérdida de puestos de trabajo tiene una repercusión inmediata en el nivel de renta de los ocupados y, por ello, la OIT anuncia que el número de personas que no ganan lo suficiente para mantenerse a sí mismos y a sus familias se incrementará hasta alcanzar un total de 1.400 millones, cifra que abarcará al 45% de los trabajadores mundiales. Los cálculos sitúan sus ingresos por debajo de los dos dólares al día.

Además, en 2009, la proporción de personas con empleos vulnerables (trabajadores asalariados o por cuenta propia con escaso acceso a las redes de protección contra la pérdida de ingresos durante los tiempos difíciles) aumentará significativamente. El estudio refleja que la precariedad llegará al 53% de la población contratada.

Etiquetas