Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS

La CNMV frena el ímpetu de las cajas de ahorros que aspiran a ser bancos cotizados

Julio Segura les recuerda que han de colocar un 25% entre el público y que la valoración de uno o dos expertos no será suficiente.

Julio Segura.
La CNMV frena el ímpetu de las cajas de ahorros que aspiran a ser bancos cotizados
EFE

Las cajas de ahorros que se disponen a transformarse en bancos cotizados para elevar su capitalización, como les exigen el Banco de España y el Gobierno, no lo tienen fácil. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que vigila por la protección de los pequeños inversores, ha advertido que cualquier entidad de ahorro que alimente este propósito tendrá que colocar «entre el público» al menos el 25% de las acciones para las que solicita su admisión a bolsa. Además, la valoración de la sociedad no podrá limitarse al simple informe de uno o dos expertos independientes. Todo ello con el fin de que los ahorradores no se vean atrapados.

Julio Segura, presidente de la CNMV, levantó la liebre cuando anunció, en la presentación del plan de actividades de la Comisión para 2011, el envío de una comunicación a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) en la que se recuerdan las condiciones de los procesos de salidas a bolsa. Alertado por las declaraciones a prensa de algunos dirigentes, que aludían a colocaciones del 10% al 15%, el supervisor decidió anticiparse a unas actuaciones que, de plantearse en esos términos, supondrían una pérdida de tiempo para las entidades.

 

Carta a la CECA

Por eso, en una carta que calificó de «extremadamente educada», ha recordado a las cajas de ahorros que los servicios de la CNMV están a su disposición para asesorarles en un procedimiento que se ha venido aplicando con carácter general y que tiene dos claves muy precisas: además del porcentaje mínimo de colocación, se impondrá el establecimiento de un tramo significativo de inversores institucionales. Para computar una colocación «entre el público» hay que excluir participaciones significativas, así como la autocartera y las acciones propiedad de los consejeros. Y, si bien es cierto que se han dado excepciones al requerimiento del 25% -tanto Criteria, que aglutina las participaciones de La Caixa, como Iberdrola Renovables, obtuvieron el permiso de salida a bolsa para un porcentaje de negociación del 20%- los criterios aplicados en estos casos también están contemplados en la norma. Sumaban al elevado volumen de cada operación una previsible rotación de los títulos.

Pero un considerable porcentaje de negociación en bolsa es condición necesaria, aunque no suficiente. Frente a la simplicidad de una ampliación de capital, Segura evocó que las cajas «no tienen un historial previo en los mercados», al ser «instituciones recién nacidas». Por eso es importante, argumentó Segura, que se plantee una salida a bolsa con un tramo institucional significativo, lo que permitirá la formación de precios a través de «inversores informados».

En su opinión, dos expertos independientes pueden dar opiniones dispares, distintas a su vez de la valoración que posteriormente harán los mercados. Frente a los análisis, los inversores institucionales, cuando compran, se están comprometiendo con el precio abonado. «No está puesto el tramo institucional, pero un porcentaje muy pequeño no valdría. Lo importante es evitar al máximo una eventual manipulación de los precios», añadió.

 

Proceso complejo

De esta manera se pondrán el máximo de barreras para evitar que el pequeño inversor que un día invierte 100, se vea desagradablemente sorprendido con una fuerte pérdida de valor en escasas jornadas. «Eso sería un desastre», comentó el presidente de la CNMV.

El regulador ha querido alertar a las cajas de ahorros de que el proceso de salida a bolsa no es cuestión de días, sino que conlleva una complejidad notable. Solo La Caixa y Caja Madrid han dado a conocer oficialmente su propósito. El resto de las informaciones se han limitado a los comunicados de prensa. En cuanto a los planes de La Caixa, y la transformación en banco de la corporación Criteria, Segura comentó que la entidad «lleva diseñando ese proceso desde hace tiempo con cuidado, y por ello ha conseguido adelantarse a los requerimientos».

Etiquetas