Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPTIMISTAS FRENTE A LA CRISIS

La Caixa obtiene unos beneficios de 1.510 millones en 2009

Los beneficios suponen un 16,2% menos que en el ejercicio anterior, por las altas dotaciones, y su presidente, Isidre Fainé, se ha mostrado, durante la presentación de resultados de hoy, optimista sobre la crisis, asegurando que España saldrá de ella al final de 2010.

La primera caja española destaca en su información que ha registrado 1.710 millones de beneficio recurrente -antes de dotaciones y extraordinarios-, lo que supone una caída de un 16,7%, y que el margen de explotación se colocó en 3.622 millones, creciendo un 12,3% respecto a 2008 gracias al esfuerzo en el control de costes.

Durante 2009 el grupo La Caixa ha hecho dotaciones totales por valor de 2.821 millones, "en su mayor parte para insolvencia", y al cierre del año contaba con un fondo para insolvencias de 1.835 millones, en línea con 2008, además de mantener una buena posición de liquidez, con 21.208 millones.

El margen de intereses ha aumentado en 2009 un 12,1%, hasta los 3.932 millones, por el crecimiento de la actividad bancaria, mientras que las comisiones y los resultados por puesta en equivalencia han impulsado el margen bruto hasta los 7.187 millones, un 6,4% más.

La Caixa no ha entrado en carreras por ofrecer altas remuneraciones por lo que los recursos de clientes se sitúan en los 237.799 millones, lo que supone repetir las cifras del año anterior.

Las comisiones han subido un 4,2% durante 2009, hasta los 1.303 millones de euros, y los ingresos de participadas se han incrementado en un 11,4%, alcanzando los 1.240 millones.

El ratio de morosidad de La Caixa se ha situado en el 3,42%, muy por debajo de la media de cajas (5,3%), pero también de los bancos (4,7%), al cierre de diciembre del 2009.

Los vencimientos en 2009 para La Caixa fueron de 3.170 millones y para 2010 serán de otros 2.810 millones, muy por debajo de sus niveles de liquidez disponibles.

Sobre la evolución económica, Fainé ha valorado que "el consumo se ha recuperado en Estados Unidos, Francia y Alemania, y la zona euro irá retomando su tono, de manera que nosotros, España, seguiremos este camino". "España saldrá de la recesión en el segundo semestre de este año", añadió el presidente de La Caixa, que calificó el 2010 como "de transición".

Sin embargo, Isidre Fainé ha advertido en su presentación que, pese a esta recuperación macroeconómica, "habrá que esperar a 2011 a que mejore significativamente el mercado de trabajo".

En otro orden de cosas, Fainé ha respaldado hoy a Antoni Brufau en la presidencia de Repsol y ha negado que su paquete en la petrolera, que suma el 14% por diversas vías, esté en venta.

"Brufau ha sido un gran presidente de Gas Natural y está siendo un gran presidente de Repsol", ha manifestado hoy Fainé, quien también ha resaltado las "excelentes relaciones" que La Caixa tiene con Luis del Rivero, presidente de Sacyr y el accionista más importante de Repsol, ya que la constructora mantiene el 20%.

Para el conjunto del sector financiero, Fainé ha augurado que "viviremos una etapa de concentración financiera, tanto de las cajas como de los bancos", si bien ha asegurado que La Caixa no jugará ningún papel en este tipo de procesos.

Por último, el director general de La Caixa, Juan María Nin, ha anunciado que en 2010 se producirá un aumento de la morosidad por una segunda ola de fallidos de promotores inmobiliarios que afectará sobre todo a empresarios pequeños y medianos.

Etiquetas