Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA

La Bolsa española se salva por la mínima, frente al desplome de otros mercados

ElLas principales bolsas del mundo cayeron por segundo día consecutivo este martes, temerosas ahora de la suerte que pueda correr el gigante estadounidense de seguros AIG, y apenas aliviadas por las nuevas y masivas inyecciones de liquidez de los bancos centrales. A última hora de la tarde, la Reserva Federal optó por mantener sin cambios el precio del dinero en Estados Unidos, donde el bono federal permanece en el 2%.

Mientras los principales parqués europeos mantuvieron este martes sus descensos arrastrados por el efecto del lunes, el mercado madrileño fue el único que cerró en positivo, con una leve subida del 0,11%, en un día copado por inyecciones de capital de los principales bancos centrales. El Banco Central Europeo contribuyó con 70.000 millones de euros para intentar calmar los mercados, a lo que también contribuyeron iniciativas similares de la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y el de Japón.

Este lunes los mercados estadounidenses cerraron con la mayor caída desde el 11-S debido al rebrote de la crisis financiera, que se ha llevado por delante a dos gigantes de la banca de inversión en EEUU como Lehman Brothers y Merrill Lynch. Ante esta situación el Banco Central Europeo (BCE) anunció una nueva inyección de liquidez de 70.000 millones de euros, con un vencimiento a un día, a los bancos de la zona euro.

Estos fondos superan los que aportó la entidad europea tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. En aquella ocasión, la entidad inyectó 69.300 millones de euros. En cualquier caso, no superan los 94.000 millones que inyectó en un sólo día en agosto de 2007, cuando se inició la actual crisis financiera. El banco europeo inyectó en el mercado otros 30.000 millones de euros.

El terremoto que el lunes asoló Wall Street y las principales bolsas europeas ha provocado nuevas réplicas, aunque de menor intensidad, en los parqués de todo el globo, donde los inversores miran ahora con temor a la aseguradora AIG como la próxima víctima de la crisis crediticia. Ante este panorama, el mercado español ha vuelto a abrir a la baja en consonancia con el resto de plazas del Viejo Continente, aunque ha moderado los números rojos del 4,5% registrados en el nuevo lunes negro hasta caer a mediodía por debajo del 1% y cerrar en positivo.

Ligera subida

Las últimas medidas parecieron surtir efecto en el parqué madrileño, que tras su gran bajada del lunes, cerró la jornada de hoy con un ligero repunte del 0,11%. No obstante, el Ibex 35 continúa por debajo de los 11.000 puntos, en niveles de hace dos años. Sin embargo, en Europa no se sintió el mismo efecto, ya que las más importantes cerraron a la baja: Londres (-3,43%), Francfort (-3,43%), París (1,36%).

Los mayores repuntes de la sesión correspondieron al sector de la banca, con Banesto al frente de las ascensos (+7,58%), seguido de Banco Popular (+5,46%), Banco Sabadell (+1,88%), Bankinter (+0,71%), Santander (+0,19%) y BBVA (+0,09%). Entre las subidas también se situaron Indra, con un 4,61% y Telefónica, con un 0,18%. Iberia, por su parte, terminó plana, mientras que los mayores recortes fueron para Sacyr Vallehermoso (-5,43%), Gas Natural (-4,83%), Abengoa (-4,55%) y Endesa (-4,14%).

En el mercado de divisas, el euro pierde posiciones frente al dólar, y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,4151 unidades. Por su parte, en el de petróleo, el barril Brent, de referencia en Europa, cayó 2,97 dólares hasta venderse a 91,27 dólares, mientras que el Texas, de referencia en Estados Unidos, rondaba los 93 dólares al cierre de los mercados europeos, tras haber descendido a las 90,55 unidades a principio de sesión.

Más inyecciones de dinero

El BCE no es el único banco central que ha realizado estas operaciones. La Reserva Federal norteamericana (Fed) se sumó a la iniciativa y, poco antes de la apertura de Wall Street, anunció que sacará a circulación 50.000 millones de euros, alrededor de 35.000 millones de euros. Por su parte, el Banco de Inglaterra adjudicó 20.000 millones de libras (25.158 millones de euros) en una subasta de liquidez a un plazo de dos días, el 34,42% de las peticiones que recibió por importe de 58.100 millones de libras (73.057 millones de euros), informó el organismo.Esta inyección de liquidez se une a la realizada ayer por importe de 5.000 millones de libras (6.287 millones de euros) a un plazo de tres días, a un interés del 5%.

En línea con sus homólogos europeos, británico y estadounidense, el Banco de Japón (BOJ) también inyectará en los mercados financieros 2,5 billones de yenes (16.8752 millones de euros) para paliar la inestabilidad creada tras el anuncio de quiebra de Lehman Brothers.

En cuanto a los tipos de ineterés, la Reserva Federal estadounidense acordó mantenrlos en el 2 por ciento, por lo que permanecen en el nivel más bajo desde noviembre de 2004, a pesar del agravamiento de la crisis financiera tras las suspensión de pagos de Lehman Brothers.

Etiquetas