Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS DE AHORROS

"Ibercaja tiene un proyecto propio, pero analizará las oportunidades que vengan"

El presidente de la entidad, Amado Franco, dice que hay una gran diferencia entre analizar estas operaciones bajo la presión de la urgencia a verlas como vía para lograr una caja mejor

En la asamblea extraordinaria que celebró ayer Ibercaja y cuyo único punto en el orden del día era la renovación de los órganos de gobierno, su presidente, Amado Franco, se refirió al proceso de reestructuración que viven las cajas. “Ibercaja cuenta con un proyecto propio. El tamaño que poseemos actualmente y la preservación de nuestras fortalezas financieras (solvencia, liquidez y calidad del riesgo) permite que planifiquemos el futuro con optimismo. Disponemos de suficiente dimensión, holguras de solvencia y liquidez y unas líneas estratégicas de trabajo en marcha para garantizar un horizonte atractivo a la Entidad por nuestros propios medios”, manifestó.

No obstante, Amado Franco aclaró que “todo esto no significa que no analicemos las oportunidades que se nos pudieran presentar en el futuro y que, en todo caso, deberían respetar nuestro modelo de empresa”. A su juicio “hay una gran diferencia entre analizar estas operaciones bajo la presión de la urgencia y necesidad a considerarlas, únicamente, bajo el prisma de conseguir a medio plazo una caja todavía mejor”.

Entidad de referencia en el sector

Con estas palabras, el presidente de Ibercaja aludía a los rumores que han situado a Ibercaja en todas las quinielas para posibles operaciones con diferentes entidades. El último, tras la intervención del Banco de España sobre Cajasur por su negativa a fusionarse con Unicaja, difundido por ‘Expansión’, que decía que “en el sector financiero ya sitúan a Bancaja e Ibercaja en las quinielas de una posible solución”.

Por su parte, José Luis Aguirre, director general, explicó a los consejeros que Ibercaja es una de las entidades de referencia del sector por solvencia, liquidez y control de la morosidad, ratios que, junto al volumen de actividad, definen en estos momentos la posición de las entidades en el sistema financiero. De igual manera que el presidente, defendió el modelo de cajas de ahorros que tanta importancia han tenido en el desarrollo de la sociedad española. En ese sentido, se refirió al proceso de reordenación que vive el sector. “Habrá menos entidades pero más fuertes, como en otras ramas de actividad. Nosotros tenemos las condiciones para seguir siendo una de esas entidades fuertes del futuro”. Además, el director general recordó los últimos resultados publicados (marzo de 2010), en los que se acreditan las fortalezas de la entidad: ratio de solvencia de 8,93% (el tercero entre las principales entidades financieras nacionales); tasa de morosidad del 3,41% (un 37% inferior a la media del sistema) y índice de cobertura del 75% (un 36% superior). A estos liderazgos se suman otros como los conquistados por las gestoras de fondos de inversión, pensiones y seguros. Todo ello, con una red nacional de 1.085 oficinas y casi 5.000 empleados. “Con esos pilares –explicó José Luis Aguirre- estamos trabajando intensamente para mantener nuestros ratios diferenciales y, a la vez, seguir prestando el mejor servicio a nuestros clientes, respondiendo a sus necesidades desde los valores de cercanía, profesionalidad, excelencia y compromiso con las personas y los territorios donde actuamos”.

Por otra parte, Amado Franco, dio la bienvenida a los nuevos consejeros y agradeció a los salientes su dedicación, en una asamblea extraordinaria, en la que se renovó el 50% de los 152 consejeros generales, se incorporaron al Consejo de Administración ocho nuevos miembros y hubo también algunos cambios como que Eugenio Nadal, en representación de la Comunidad Autónoma, pasó de ser vicepresidente segundo a vicepresidente primero. También se renovaron cuatro integrantes de la Comisión de Control culminando así el proceso iniciado en septiembre.

Etiquetas