Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Los efectos de la reforma

"Han cogido el filón y ¡venga a despedir!"

Los sindicatos denuncian que ya empieza a pasar factura la facilidad dada al empresario para extinguir contratos

Inauguración en 2003 de Solar Control, en La Almunia
"Han cogido el filón y ¡venga a despedir!"

En dos semanas tres empresas han anunciado despidos para más de 270 trabajadores en Zaragoza y provincia. El jueves 7 de octubre Pipelife Hispania, que fabrica tuberías, comunicaba el cierre de la planta con 104 trabajadores por las pérdidas acumuladas en los últimos tres años. Posteriormente, el 13 de octubre, la dirección de la planta de Saint Gobain en La Almunia, decía al comité que trasladaría la producción a Avilés (Asturias) en seis meses dejando en el paro a 59 empleados. Y, como remate, el 18 de octubre, la auxiliar del automóvil Lear Corporation informaba a la plantilla de Épila de su intención de presentar un ERE de extinción para entre 80 y 110 trabajadores. Despidos que delatan, según los sindicatos, que la reforma laboral empieza a dar sus frutos.

"Han cogido el filón de la reforma y ¡venga a despedir!", denuncia José Luis San Evaristo, de UGT y presidente del comité de CISA Cerraduras, empresa que ha dejado en la calle a 124 trabajadores -solo han quedado 64 en la planta bilbilitana- para llevarse la fabricación a Turquía. "Cuando negociamos los despidos, el mayor temor de la gente era la reforma laboral. Yo mismo, al ser del comité, podía haber quedado excluido del ERE y seguir trabajando, pero me jugaba marcharme con una indemnización de solo 20 días en lugar de los 57 que hemos conseguido", explica este trabajador bilbilitano, que critica lo que supone la reforma: "El empresario lo tiene mucho más fácil para echar a la gente a la calle y encima sin un duro, aunque lleven toda su vida en la fábrica".

El efecto llamada

"Es verdad que la reforma laboral ha creado un efecto llamada", constata Luis Tejedor, secretario general de MCA UGT Aragón. "A partir de ahora nos va a costar muchísimo más defender los expedientes de suspensión temporal porque las empresas, dado que la situación no mejora, lo que quieren es ajustar plantilla todo lo más que puedan y aumentar la flexibilidad. La reforma laboral les anima y les aconseja hacerlo. Así que a los sindicatos nos lo pone mucho más difícil para defender el empleo". Además de aumentar la inseguridad laboral, lo que la reforma laboral provocará, según Tejedor, es la sustitución de unos trabajadores por otros y que pueden echar por poco dinero a los que llevan años en las empresas con unos derechos adquiridos y contratar a otros por mucho menos.

"Está claro que la reforma laboral facilita que las empresas presenten ERE de extinción antes que de suspensión. Casos como el de Lear o Saint Gobain, que podían haberse solucionado de otra forma, acaban en destrucción de empleo al acogerse las empresas a las bondades de la reforma", añade Raúl Machín, secretario de Política Sindical y Empleo de UGT. También, el secretario de Acción Sindical de CC. OO., Manuel Pina, advierte del efecto perverso de esta reforma que va a provocar que 2010 se cierre con el 25% de afectados por ERE de extinción, cuando el año pasado fueron solo un 8 o 10% del total: "Esto demuestra que seguimos en crisis y las empresas ya no aguantan con expedientes de suspensión sino que empiezan a despedir, lo cual les resulta mucho más fácil con la reforma laboral".

Luchar por conservar el empleo

"Desde los sindicatos hay que presionar lo que se pueda para mantener los empleos porque no está la situación como para mandar a 110 familias a la calle", asegura Lorenzo Roy, secretario de la sección sindical de CC. OO. en Lear. El comité de esta auxiliar ha presentado una contraoferta a la dirección para que en lugar de los 110 despidos sean 52 bajas voluntarias y se alargue seis meses más el ERE de suspensión como forma de ajustar la producción. Además, Roy pide a las instituciones que les ayuden: "Se les están cerrando muchas empresas en Aragón y el Gobierno autonómico no hace nada".

"Nos resistimos a hablar de indemnizaciones. Queremos que la gente pueda conservar su empleo", asegura Pedro Centeno, de FIA- UGT que está negociando con Pipelife Hispania alternativas que no sean el cierre anunciado. De momento uno de los accionistas del Grupo, Wienerberger, les ha dicho que no puede hacer nada por la continuidad de la factoría zaragozana y están a la espera de una reunión con el otro accionista mayoritario, Solvay. Mientras tanto, han convocado huelga indefinida a partir del martes, 26 de octubre porque "los trabajadores están que se ven en la calle". "Si una empresa se va, ya no vuelve", advierte Marisa Martínez, presidente del comité de Saint Gobain en La Almunia.

Etiquetas