Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Normativa

Empresas listas para funcionar en 24 horas por 100 euros

Un decreto ley del Gobierno, publicado en diciembre, permite estas condiciones para empresas con un capital social inicial inferior a los 3.100 euros.

Papeles, horas y tiempo, mucho tiempo. Estos han sido durante mucho tiempo los peores enemigos de los emprendedores españoles. Las quejas continuas de este colectivo, esencial en tiempos de crisis, hicieron que el pasado diciembre el Gobierno aprobara un decreto ley que echa por tierra, al menos en parte, el mito arraigado de que el mejor amigo de cualquier emprendedor es un buen dolor de cabeza. El texto legal permite que en 24 horas, y 100 euros mediante, uno pueda tener su empresa lista para funcionar.

«El presente Real Decreto-ley tiene como finalidad esencial continuar y reforzar la política de impulso al crecimiento de la economía española y al incremento de su competitividad través de medidas de apoyo a la actividad empresarial, esencialmente enfocadas a las pequeñas y medianas empresas». De esta forma comenzaba el Real decreto 13/2010, que hace unos días cumplió siete meses de aplicación.

Entre las medidas que recogía la norma, se encontraba la posibilidad de constituir sociedades mercantiles a través de vía telemática, algo que permite «agilizar» y «simplificar» los trámites, como bien indica la propia ley.

No hay requisitos para poder realizar estos trámites, aunque es cierto que dependiendo de la cuantía del capital social de la empresa que se quiera constituir, los tiempos legales son más o menos laxos, llegando a tratarse de plazos de pocas horas en el caso de empresas con un capital inferior a los 3.100 euros.

Pero la agilidad en los tiempos de constitución no es la única gran baza de esta norma legal: la considerable bajada de las tasas es el otro punto fuerte. Es precisamente este aspecto el que centra las quejas de los emprendedores: emprender en España, dicen, es considerablemente más caro que hacerlo en otros países europeos llegando a superar la cuantía de las tasas, en algunos casos, los 700 euros, como en alguna ocasión han llegado a afirmar las estadísticas que elabora el Banco Mundial.

Así lo explica Javier Loriente, un joven aragonés que estos días está enfrascado en la creación de su empresa y ha utilizado esta nueva modalidad. Esta no es la primera vez que este emprendedor aragonés constituye una empresa, ya que hace dos años que fundó una en Irlanda, donde ha vivido los siete últimos.

Javier afirma que con esta normativa «España ha avanzado de forma considerable» en la normativa de constitución de sociedades mercantiles, pero no niega que se han dado pasos que otros países habían andado hace tiempo.

Como la empresa de Javier, Go-movil.es, no supera los 3.100 euros de capital social, ha podido constituirla en apenas 24 horas y por 100 euros: 60 euros para pagar los gastos de notaría y 40 para los del registro.

Con esta nueva normativa parece que con esta nueva normativa los trámites de constitución de una empresa dejan de ser una tarea tan ardua como encontrar una buena idea de negocio que funcione en el mercado.

Etiquetas