Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PREVISIÓN ECONÓMICA

El PIB aragonés sigue cayendo un 0,3%, pero volverá a crecer un 1,3% en 2011

Las cifras de paro van a mejorar en julio, según Larraz, y pasarán de 90.494 a "80.000 y pico"El Índice de Precios al Consumo registrará un incremento del 1,5% este año y el próximo.

Aunque la mayoría de indicadores económicos en Aragón siguen en negativo, el Producto Interior Bruto (PIB) ha desacelerado su caída. En este primer trimestre se ha contraído un 1,1% frente al 3,1% del mismo periodo de 2009. Este es uno de los datos que reflejan que "lo peor ha pasado", según valoró ayer el consejero de Economía del Gobierno aragonés, Alberto Larraz, al presentar el informe de coyuntura.

Un análisis que prevé que la economía aragonesa caiga en torno al 0,3% este año y crezca el próximo un 1,3%, en sintonía con España, aunque Aragón tendrá un mejor comportamiento del mercado laboral , con una tasa de paro del 14% en 2011 frente al 18,9% del conjunto del país.

Posible bajada del paro en julio

No obstante, por ahora, "el mercado laboral prosigue su ajuste, aunque da señales claras de moderación". El informe de la DGA indica que la población activa en el primer trimestre se redujo en un 0,9% y la ocupación se contrajo un 3,4% con lo que la tasa de paro se situó en el 15,2%, cinco puntos por debajo de la media española". El titular de Economía recordó que hoy saldrá la EPA del segundo trimestre y dentro de algunos días el paro registrado en Aragón, cuyas cifras serán mejores que las de junio. "Nos iremos a ochenta y tantos mil en lugar de noventa y tantos mil que hemos tenido durante estos últimos meses". Respecto a si esa bajada será algo coyuntural, el consejero respondió que "tan coyuntural como los crecimientos del primer trimestre; ni son tan malos esos ni tan buenos estos. Lo que hay que ver es la media, que dice que se está ralentizando el empeoramiento del mercado laboral".

Sobre la fecha en que Aragón volverá a crear empleo neto, el consejero dijo que "depende de como evolucione la población activa; ahora se ha parado la llegada de inmigrantes, algunos han vuelto a su país, los aragoneses han ralentizado también la entrada al mercado laboral. Es decir, que si se mantiene así y seguimos creando algo de empleo, es posible que aunque el crecimiento de la economía no llegue al 2% podamos tener unas tasas de desempleo algo mejores, lo cual no quiere decir que tengamos mucha más población ocupada", trató de aclarar.

Ajustes y recuperación

Respecto a la evolución de los diferentes sectores de actividad, el informe de la consejería de Economía indica que la industria continúa desacelerando su ritmo de caída, a excepción del "leve empeoramiento" de la construcción, si bien advierte que "es probable que los ajustes del gasto público retrasen algo su recuperación".

En cuanto a los servicios, que representan el 60% de la economía en Aragón, el consejero habló de "estabilización" reflejada en el consumo de los hogares e incluso apuntó un "posible crecimiento positivo interanual en el segundo trimestre del año". A la inversión en bienes de equipo, Larraz le puso peor nota: "Vamos más atrasados que en España".

Aún así, Alberto Larraz se mostró confiado en que la economía aragonesa mantenga la tendencia a la recuperación gradual. A su juicio, se ha salido ya de la punta de la curva en V que mostraban prácticamente todos los indicadores de la actividad y "muy probablemente podemos ir recuperándonos aunque no con la rapidez de las economías emergentes".

Tras recordar que la magnitud del déficit público en nuestro país obligó a la UE a abrirle un procedimiento de déficit excesivo a España, Larraz se refirió al presupuesto "restrictivo" que la Comunidad tendrá el año que viene con un "ajuste presupuestario por encima de los 400 millones". "Nuestra idea lógicamente es preservar todo lo que tenga que ver con la prestación social, es decir educación, servicios sociales o justicia. Asimismo, trataremos de que los ajustes sean los menos posibles en los programas de incentivos a las empresas o fomento del empleo. Donde recortaremos más es en obra nueva y reposición".

Aunque reconoció que para Aragón, "no es bueno que nos paren las obras", planteó que "se podría compensar con la rehabilitación de vivienda que es la que más consume empleo" y lanzó también el guante a la iniciativa privada, "que tiene que tomar el relevo en la recuperación económica".

Etiquetas