Despliega el menú
Economía

CRISIS INMOBILIARIA

El juez acepta el concurso de Martinsa pero rechaza embargar a sus gestores

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de La Coruña ha declarado en situación de concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) a Martinsa-Fadesa tras verificar, a la vista de la documentación remitida por la inmobiliaria, que se encuentra "en estado de insolvencia inminente". Los acreedores disponen hasta el 1 de octubre para comunicar los créditos que tienen con la inmobiliaria El auto del juez indica que grupo inmobiliario controlado y presidido por Fernando Martín conservará las facultades de administración y disposición de su patrimonio, si bien estarán sometidas "a la intervención de los administradores concursales, mediante su autorización o conformidad".

La entidad bancaria Bankinter, como acreedor de Martinsa-Fadesa, ejercerá como uno de los administradores concursales, junto con la abogada Antonia Magdaleno y un técnico de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En el auto, el juez argumenta que "la drástica disminución de la actividad" de Martinsa-Fadesa durante el este ejercicio "incrementa las dificultades con que se encuentra para acometer nuevas inversiones en un contexto de estancamiento del mercado inmobiliario. Pero, añade que la situación de insolvencia "no presupone la insuficiencia patrimonial" para responder al pago de todas sus obligaciones, sino "únicamente la imposibilidad de satisfacerla a sus vencimientos".

Etiquetas