Despliega el menú
Economía

MACROECONOMÍA

El Gobierno rebajará la previsión de crecimiento económico para 2008 en los próximos "días"

Asegura que el impacto del 'plan de choque' sobre la inflación será "muy pequeño" y dice que es "inminente" el inicio del diálogo social.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró que "en las próximas semanas e incluso días", pero en cualquier caso "antes del mes de mayo", el Gobierno procederá a revisar sus previsiones de crecimiento económico, teniendo en cuenta que existen "riesgos a la baja" y que las proyecciones iniciales se han quedado "algo desfasadas".

 

Actualmente, la previsión de crecimiento del PIB para el año 2008 es del 3,1% y del 3% en 2009. Sin embargo, tanto el vicepresidente económico, Pedro Solbes, como el propio Vegara han dejado entrever en las últimas semanas que el Gobierno rebajará estas cifras.

Vegara, en declaraciones a RNE recogidas a Europa Press, explicó que la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria obliga a trasladar a las comunidades autónomas un escenario macroeconómico que establezca las grandes líneas presupuestarias a seguir en 2009, tarea que debe realizarse "antes de mayo".

"La previsión de crecimiento que hicimos hace meses se ha quedado algo desfasada y ya hemos dicho que los riesgos son a la baja. Por tanto, la previsión del 3,1% será revisada. Lo importante es seguir trabajando para que las previsiones mejoren y el potencial de crecimiento se vea reforzado a lo largo del tiempo", afirmó.

Vegara recordó que debido al repunte del precio del petróleo, que se ha multiplicado por cuatro en los últimos tres años y medio, y a la subida de las materias primas, las economías mundiales están revisando a la baja sus previsiones de crecimiento.

Además de estos factores y de la crisis de los mercados financieros, la economía española está padeciendo además el 'bajón' de la construcción. Según Vegara, todo ello hará que España no pueda retomar "tasas de crecimiento más acordes con su potencial" hasta dentro de un año y medio o dos años. "La economía española no es inmune a lo que puede ocurrir fuera y fuera están ocurriendo muchas cosas", subrayó.

Impacto limitado

Durante su intervención en RNE, el secretario de Estado de Economía se refirió al 'plan de choque' que aprobó el viernes el Consejo de Ministros para afrontar la actual situación económica, que Vegara definió como "compleja y regular", pero trabajando para que vaya mejor.

Con este objetivo, se han diseñado un conjunto de medidas que incluyen una deducción de 400 euros en el IRPF, la posibilidad de que todas las familias puedan ampliar los plazos de amortización de sus hipotecas de manera gratuita y la supresión del Impuesto de Patrimonio desde el 1 de enero de este año.

Economía calcula que la supresión de este tributo ahorrará a los contribuyentes 1.800 millones de euros, la misma cantidad que dejarán de ingresar las comunidades autónomas con su eliminación. En este sentido, Vegara indicó que se compensará a los gobiernos autonómicos por esta pérdida de ingresos.

El plan económico aprobado por el Ejecutivo tendrá un efecto positivo, de dos o tres décimas este año, sobre el crecimiento del PIB, pero apenas repercutirá en la inflación. En concreto, Vegara señaló que el impacto sobre los precios de este paquete de medidas será "muy pequeño".

"No tenemos una preocupación marcada en este campo, porque dada la situación en los mercados del petróleo y de las materias primas tenemos más una inflación de oferta que de demanda", puntualizó.

Vegara explicó además que el plan económico y de medidas fiscales diseñado por el Gobierno no pierde de vista los objetivos de modificar el patrón de crecimiento de la economía española. De hecho, precisó, estas medidas intentan una "transición ordenada" hacia un modelo que se asiente más sobre la I+D+i, las infraestructuras y la educación, y menos en el sector de la construcción, que se encuentra en "clara desaceleración".

Diálogo social

Si la revisión del crecimiento económico es inminente, el inicio del diálogo social también. Según Vegara, tal y como prometió en su investidura el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, los agentes sociales serán convocados "en los próximos días o semanas".

La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) desde los 600 euros actuales hasta un total de 800 euros al mes en 2012 será uno de los asuntos que Gobierno, sindicatos y empresarios deberán tratar en el marco de este proceso de diálogo.

La CEOE ya ha dicho que el actual momento de desaceleración no es el mejor para abordar estas subidas. Para Vegara, lo lógico sería hacer una "previsión razonable" y ver cuándo se podría "articular" este compromiso del Ejecutivo socialista.

Etiquetas