Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LABORAL

El Gobierno presentará un plan de empleo para contratar un mínimo de 100.000 personas en 2009

El próximo 3 de septiembre se retoma el proceso de dialogo social que inició sus primeros compases antes del verano. Gobierno y agentes sociales abordarán en este encuentro el calendario y los temas a desarrollar entre los que destacarán el nuevo plan integral de empleo que pretende presentar el Ejecutivo así como la reforma de los servicios públicos de empleo. El Ministerio de Trabajo también ha anunciado que trabajará de forma conjunta con el de Educación para abordar un plan conjunto que logre impulsar la Formación Profesional en nuestro país.

En la primera reunión de la mesa del diálogo social constituida por Gobierno, sindicatos y empresarios prevista para la semana próxima el objetivo principal es abordar el calendario de los encuentros y los temas a desarrollar en próximas reuniones. El Ministerio de Trabajo tiene intención de impulsar un plan integral de empleo, la reforma de los servicios públicos de empleo y la definición de los grandes criterios de la Formación Profesional.

En este contexto el departamento de Celestino Corbacho ha anunciado que llevará a la mesa de diálogo social un plan integral de empleo con el objetivo de contratar a un mínimo de 100.000 personas en 2009, fundamentalmente de la construcción y de las industrias y servicios ligadas a este sector, que es donde se está destruyendo más puestos de trabajo.

Celestino Corbacho asegura que este plan integral, en el que los técnicos del Ministerio han estado trabajando durante el verano, supondrá una revisión y una "puesta a cero" de todos los programas de empleo impulsados en su día por su departamento y que siguen vigentes, que serán condensados en el actual. Corbacho indicó que su intención es trasladar también esta idea a las comunidades autónomas con el fin de que se sumen a la iniciativa con sus respectivos planes de empleo.

Corbacho explicó que el actual plan de empleo nació en el marco de una situación económica diferente lo que se aconseja su revisión. "Los datos ponen de manifiesto que la construcción es el sector que destruye más empleo y no volverá a ser el motor del crecimiento económico, de modo que deberemos de dar cobertura a una parte de desempleados de la construcción y reorientarlos hacia otros sectores como la rehabilitación, la vivienda pública y la industria, fundamentalmente la ligada a la innovación y a los temas sociales", dijo.

Reforma del Inem

Respecto a la reforma de los servicios públicos de empleo, el ministro se mostró partidario de "potenciar" la coordinación entre el Estado, que tiene responsabilidad en la legislación básica y en las políticas pasivas de empleo, y las comunidades autónomas, que son las responsables de las políticas activas.

"Se hace imprescindible una mayor coordinación para poder ligar más las políticas activas y las pasivas, que no deben ser gestionadas en compartimentos estancos. Hay dos administraciones competentes que deben tener una política integral para las políticas activas y pasivas", subrayó.

Además, destacó la oportunidad de servirse de las nuevas tecnologías para que los ciudadanos tengan acceso a través del Estado de toda la información tanto de oferta como de demanda de empleo, al considerar que actualmente está "excesivamente parcelada" la información de las políticas activas. En su opinión lo importante es impulsar la movilidad laboral interregional.

A este respecto, indicó que Internet está actuando en gran medida como agente intermediador de empleo, por lo que instó a sindicatos y patronal a abrir un debate "sereno" para buscar una fórmula que permita conciliar la protección de los derechos del demandante de empleo con la regulación del mercado sin llegar a restringirlo tanto "que no permita aprovechar las oportunidades que brinda". 

Formación profesional 

Respecto a la formación profesional, Corbacho anunció que el Ministerio de Trabajo y el de Educación van a trabajar de forma conjunta a partir de septiembre en un programa con el objetivo de que haya un solo discurso sobre la formación profesional. "Queremos que ese discurso sea participado por los agentes sociales y queremos consensuarlo también con las comunidades autónomas", avanzó.

En opinión del ministro lo importante es que la formación profesional ocupe el lugar que le corresponde por prestigio social en la sociedad actual y que sea vista como una oportunidad para entrar en el mercado laboral. El ministro asegura que también es fundamental hacer de la formación un concepto permanente y conseguir que las pymes puedan beneficiarse de ello. "Vivimos en una sociedad en la que hay que estar aprendiendo constantemente", concluyó.

Etiquetas