Despliega el menú
Economía
Suscríbete

UNIÓN EUROPEA

Portugal intenta evitar su rescate

Las especulaciones sobre la articulación del Fondo de Estabilización Europeo marca el inicio de la campaña a las presidenciales.

El presidente Cavaco Silva, ayer en el inicio de su campaña en Caldas da Rainha.
Portugal intenta evitar su rescate
FRANCISCO LEONG/EFE

El presidente portugués, el conservador Aníbal Cavaco Silva, dijo ayer que el Gobierno socialista hace todo lo posible para evitar la intervención del Fondo de Estabilización Europeo en el país y pidió que no se complique "la vida" al Ejecutivo.

En declaraciones a los periodistas al término de un mitin, Cavaco, favorito de todos los sondeos para la reelección en las presidenciales del próximo 23 de enero, avisó de que "no se debe especular" sobre una eventual petición de ayuda.

La última semana los mercados han aumentado la presión por las dudas que continúa generando el estado de las finanzas públicas lusas, que han disparado las especulaciones acerca de una posible ayuda financiera exterior a Lisboa. Pero el candidato apoyado por el centro-derechista Partido Social Demócrata (PSD) abogó por esperar los resultados de los esfuerzos del Gobierno "para que el Fondo de Estabilización Europeo no entre en Portugal".

La entrada del FMI

A su vez, el principal rival del actual jefe de Estado en los comicios, el socialista Manuel Alegre, alertó de que la acción de los especuladores puede obligar a Portugal a seguir la senda de Grecia e Irlanda en la lista de rescates financieros.

"No se trata de un funcionamiento de mercados, se trata de una acción especulativa que tiene un objetivo: forzar la entrada del FMI (Fondo Monetario Internacional) en Portugal", denunció. Alegre añadió durante un acto electoral que esta especulación "viene de fuera, pero cuenta con complicidades aquí dentro", en Portugal. El candidato respaldado por el gobernante Partido Socialista (PS) y el marxista Bloque de Izquierda (BI) desafió a su oponente Cavaco a explicar a los portugueses "qué significaría, en este momento" la entrada del FMI en el país.

El presidente luso, de 71 años, mantiene una holgada ventaja sobre el diputado Alegre, de 74, según las últimas encuestas, que pronostican un apoyo para del candidato conservador próximo al 60%, mientras que al aspirante socialista le otorgan alrededor de un 30%.

Etiquetas