Despliega el menú
Economía

LA SALIDA DE LA CRISIS

El FMI pronostica que el PIB de España caerá un 4% este año

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que el PIB de España caerá un 4 por ciento este año, un punto porcentual más que lo que había previsto en abril, mientras que en el 2010 el declive será del 0,8 por ciento. Mientras que elevó al 2,5 por ciento su previsión de crecimiento mundial para 2010, debido a una mejora en el sistema financiero y a la moderación de la recesión.

Se trata del descenso más profundo calculado por el FMI en los países desarrollados, con respecto a sus anteriores pronósticos.

Mientras que el mundo en su conjunto se recuperará más rápido que lo previsto el próximo año, con un crecimiento del 2,5 por ciento, España seguirá en recesión y su Producto Interno Bruto (PIB) se encogerá un 0,8 por ciento, una décima más que lo augurado en abril.

El Fondo cree que las recesiones en Italia y Alemania también serán más profundas que lo previsto este año, con recortes del PIB del 5,1 por ciento y el 6,2 por ciento, respectivamente.

De forma colectiva, la zona euro registrará una recesión del 4,8 por ciento este año, seis décimas más que el pronóstico de abril del FMI.

Para el 2010 prevé una reducción del PIB del 0,3 por ciento en la región.

El Fondo constató la mejora de las perspectivas entre los consumidores y las empresas europeas, pero los datos reales "muestran pocas señales de estabilización", por lo que la recuperación será más lenta en el viejo continente que en el resto del mundo, en su opinión.

El organismo dijo que los gobiernos están dando apoyo a la economía con sus medidas extraordinarias, pero recalcó que la asignatura pendiente es la reforma del mercado laboral.

El consumo se resentirá del aumento del desempleo, al tiempo que la economía se verá frenada por su dependencia en un sector bancario que sigue enfermo, a juicio de la institución internacional.

Mientras que para Europa se mostró pesimista, el FMI elevó sus pronósticos para Estados Unidos.

Ahora vaticina que el PIB de EEUU se reducirá un 2,6 por ciento este año, dos décimas menos que lo previsto en abril.

Para 2010, en lugar de mantenerse en la cuerda floja de la recesión con un crecimiento nulo, su PIB aumentará un 0,8 por ciento, según el informe del FMI.

 

 

En el mundo

El FMI elevó hoy al 2,5 por ciento su previsión de crecimiento mundial para 2010, debido a una mejora en el sistema financiero y a la moderación de la recesión, mientras que pronostica un declive económico del 1,4 por ciento para este año.

El organismo actualizó hoy sus pronósticos de crecimiento, constatando "las señales positivos" a nivel mundial.

No obstante, alertó de que la recesión "aún no ha terminado" y que la recuperación será lenta, puesto que el sistema financiero no ha vuelto a la normalidad y las medidas de estímulo fiscal y monetario perderán fuelle de forma gradual.

Además, los hogares pasarán por un período de saneamiento de sus cuentas, por lo que no tendrán gran incentivo para consumir.

A juicio del Fondo Monetario Internacional (FMI) la prioridad ahora debe ser "restablecer la salud del sector financiero", que da muestras de recuperación gracias principalmente a la intervención pública.

Los gobiernos deben seguir con su apoyo a la economía, según el FMI, aunque con un ojo ya en cómo retirarán las medidas de estímulo.

En abril, el organismo había calculado que este año el mundo sufriría una contracción del 1,3 por ciento, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial, que ahora ha elevado una décima.

Para 2010 había calculado una expansión del 1,9 por ciento, pero a principios de junio se filtró a la prensa que había subido su previsión al 2,4 por ciento en un documento preparado para una reunión de ministros del Grupo de los Ocho (G-8), por lo que la cifra del 2,5 por ciento divulgada hoy no es una sorpresa.

En el informe publicado hoy, el FMI subió sus pronósticos para Estados Unidos, cuya recesión tirará de su Producto Interno Bruto (PIB) un 2,6 por ciento este año.

Para 2010, en lugar de mantenerse en la cuerda floja de la recesión, su PIB aumentará un 0,8 por ciento, de acuerdo con el organismo.

En cambio, la visión del FMI para la zona euro es más pesimista. La institución cree que esa región registrará una recesión del 4,8 por ciento este año, lastrada por unos declives más pronunciados que lo esperado en España, Alemania e Italia.

Para el 2010 prevé una reducción del PIB del 0,3 por ciento en la zona euro.

La economía de América Latina, por su parte, se encogerá un 2,6 por ciento este año, principalmente por la aguda contracción del 7,3 por ciento en México. Para el 2010 prevé un crecimiento del 2,3 por ciento en la región.

Etiquetas