Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAMPAÑA AGRÍCOLA

El 64% del desempleo en el campo aragonés es mano de obra inmigrante

Estos datos revelan la cantidad de trabajadores con empleos temporales que hay en el sector. En lo que va de año se han registrado 21.102 contratos, la inmensa mayoría de este tipo.

El 64 por ciento del desempleo que se registra actualmente en el campo aragonés corresponde a mano de obra inmigrante, porcentaje superior a la media nacional en el sector agrario (un 25,8 por ciento de trabajadores extranjeros), y que revela el alto nivel de temporalidad del empleo agrícola en la Comunidad.

Así lo han asegurado hoy en rueda de prensa el secretario regional de CCOO, Julián Buey, y la responsable de la Federación de Agroalimentación del sindicato en Aragón, Azucena Gascón, quienes han informado en rueda de prensa del desarrollo de la campaña agrícola en la Comunidad en el primer semestre de 2010.

Buey ha explicado que la labor de seguimiento realizada por el sindicato en las zonas agrícolas de Aragón, en colaboración con el Gobierno aragonés, organizaciones sociales y ayuntamientos, ha permitido mejorar la red de alojamientos de los temporeros y avanzar en la erradicación de las infraviviendas de años anteriores.

El responsable sindical ha destacado que los mayores incumplimientos durante el desarrollo de la campaña agrícola es el alto índice de contratación eventual y la "resistencia" de los empresarios agrícolas a ofertar contratos fijos discontinuos a los temporeros.

Las estadísticas aportadas revelan que en el primer semestre de este año se han formalizado 21.102 contratos en el sector agrario aragonés (1.200 menos que el anterior), en su práctica totalidad de carácter temporal, y corresponden a un perfil de trabajador extranjero procedente del Magreb o de países del Este, de 25 a 40 años de edad.

La mayoría de estos trabajadores disponen de contratos eventuales con la categoría de peón, realizan jornadas de nueve horas y disfrutan de un día festivo a la semana.

Buey se ha referido, además, a la siniestralidad laboral en el sector, y aunque ha valorado de forma positiva el descenso de los accidentes mortales (ninguno este año frente a los dos de 2009), ha expresado su preocupación por el incremento de los graves, que han pasado de 4 a 7 en la actual campaña.

Ha incidido en la necesidad de avanzar en el proceso de integración del régimen especial agrario en el general de la Seguridad Social a fin de dignificar las condiciones del trabajo en el campo, objetivo para el que ha reclamado, asimismo, la potenciación del contrato fijo-discontinuo frente al temporal.

Por su parte, la responsables de la Federación de Agroalimentación de CCOO en Aragón ha destacado el desarrollo de la campaña de información al temporero llevada a cabo por el sindicato a través de los 17 "puntos de asesoramiento" abiertos en las zonas agrícolas de la Comunidad, con los que "prácticamente está cubierta toda la zona de producción".

Se ha referido a los "conflictos" que mantienen las organizaciones sindicales con los empresarios del sector en Huesca y Zaragoza para cerrar sus respectivos convenios laborales, que en el caso de la provincia zaragozana se debe a la negativa sindical a aceptar la petición de la patronal de dejar en manos de empresas de trabajo temporal las contrataciones.

En este sentido, ha afirmado que la contratación de este tipo de empresas de trabajo temporal no darían estabilidad al sector sino que favorecería su desregulación.

A su juicio, el agrario "debe apostar por ser un sector productivo más, y conseguir que no sea la última opción para encontrar un empleo".

Ha destacado que la labor de asesoramiento y control realizada desde años atrás impide que se produzcan situaciones que como las que se daban en pasados ejercicios de explotación infantil.

Gascón ha resaltado a este respecto que los "incumplimientos" se producen de forma mayoritaria en materia de contratación por la "resistencia" de los empresarios a dar "fijeza" a los trabajadores.

Etiquetas