Economía
Suscríbete

ENERGÍA

El aumento de la factura energética eleva el déficit comercial un 8,6%

La diferencia entre lo que España vende y compra al exterior arrojó un saldo negativo de 26.244 millones en el primer semestre.

El aumento cercano al 50% de la compra de petróleo en el exterior ha sido el principal causante del incremento en un 8,6% del déficit comercial en el primer semestre, al que también contribuyó el saldo negativo aportado por los bienes de equipo y las manufacturas para consumo.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el déficit comercial alcanzaba a 30 de junio 26.244,2 millones de euros, después de que las exportaciones, que crecieron un 16,3%, sólo llegarán para pagar el 77,4% de las importaciones, que aumentaron a su vez un 14,5%.

Una buena parte del déficit tiene su origen en el saldo negativo de la factura energética (petróleo, gas, carbón y electricidad), que se ha incrementado casi un 37% en el último año, hasta 17.231,9 millones.

El déficit ocasionado solo por el petróleo y derivados ha crecido cerca del 62% en un año, ya que su exportación apenas cubre una quinta parte de lo que se gasta en su adquisición en el exterior.

Asimismo cabe destacar la aportación al déficit de los bienes de equipo, que arrojan un saldo negativo de 4.965,2 millones, aunque ha disminuido un 16% en el último año gracias al crecimiento sostenido de las ventas a otros países.

Aunque cuentan con un menor peso en el conjunto, las manufacturas de consumo (textiles, calzado o juguetes), las materias primas y los bienes de consumo duradero (electrodomésticos, electrónica o muebles) también resultaron deficitarias, debido al incremento de las importaciones que podría explicarse en parte por el repunte del consumo de los hogares durante el primer semestre.

Sectores en superávit

Frente a los saldos negativos de estos sectores, otros tuvieron superávit, como el del automóvil, ya que las exportaciones de vehículos terminados y componentes -que crecieron el 8,4% y el 21,9% en el primer semestre- dejaron un excedente de 1.447,5 millones tras cubrir el 100% de las importaciones.

De la misma manera, las ventas en el exterior de alimentos superaron con creces las importaciones, con una diferencia positiva de 2.404,6 millones. Por áreas geográficas, las exportaciones a la Unión Europea aumentaron el 14,1% entre enero y junio, alcanzando el 68,5% del total. Las ventas a Francia (principal destino con una cuota del 19,3%) aumentaron el 14,3% en este periodo y las dirigidas a Alemania (10,7% del total) crecieron el 7,7%. Fuera de la UE subieron las exportaciones a países europeos no pertenecientes a la UE (31,9%), a Asia (32,1%) y a América Latina (23,3%), mientras que las dirigidas a África y a América del Norte subieron el 7,6% y el 2,7%, respectivamente.

En cuanto a las importaciones, aumentaron el 9,2% las procedentes de la UE y el 4,1% las de países de la zona del euro, aunque las compras a Alemania (12,3% del total) se redujeron un 10,5%. Además aumentaron las compras a países de Asia (29,3%), América Latina (26,2%), África (19,9%) y europeos no comunitarios (17,1%).

El déficit comercial con la UE disminuyó en el primer semestre el 37,8% y el 74,4% con la zona del euro, en tanto que con los países que no pertenecen a la UE aumentó el 22,8%.

Etiquetas