Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AEROLÍNEAS

EE. UU. autoriza la alianza entre Iberia, British Airways y American Airlines

Podrán "coordinar operaciones internacionales y vuelos transatlánticos de forma más coordenada".

El Gobierno de Estados Unidos ha dado su autorización a la alianza de las aerolíneas Iberia, British Airways y American Airlines para "coordinar operaciones internacionales y vuelos transatlánticos de forma más coordinada". De este modo, les concede la inmunidad antimonopolio de forma "provisional", aunque mantienen su independencia jurídica.

El departamento de Transporte de Estados Unidos ha concedido la "aprobación provisional" al acuerdo entre las aerolíneas española, británica y americana, según informó American Airlines en un comunicado, lo que implica que les concede la inmunidad antimonopolio. Con esta, las tres empresas aéreas podrán operar de forma conjunta vuelos entre Europa y América del Norte, aunque mantendrán su interdependencia jurídica.

American Airlines explica en el escrito que este visto bueno del Gobierno norteamericano supone "un paso importante" a los tres miembros de la alianza One Worlds, American Airlines, Iberia y British Airways, para "cooperar y competir más efectivamente con otras uniones del mismo tipo, como Star Alliance y SkyTeam".

Además, la compañía americana manifestó en el comunicado que de esta forma podrán dar un mejor acceso y conexión a más de 400 destinos y adelantó que su unión podrá extenderse en el futuro a nuevos destinos.

Un acuerdo a tres bandas

Iberia, Bristish Airways, que ya han confirmado y preparan su fusión, y American Airlines solicitaron permiso a Bruselas y Washington para desarrollar una alianza comercial y operativa. Hasta el momento, la Comisión Europea veía graves impedimentos para dar luz verde a esta operación, al entender que había problemas de competencia en al menos siete rutas en Estados Unidos y Europa.

El acuerdo entre las tres compañías prevé la coordinación de las actividades comerciales, operativas y de marketing en las rutas transatlánticas, en especial, en los vuelos que unen los países de la Unión Europea y de América del Norte. Las tres empresas quieren gestionar conjuntamente horarios, capacidad y fijación de precios, y compartir los ingresos de las rutas entre Canadá, México, EE. UU. y Puerto Rico; y los estados miembros de la UE, Suiza y Noruega.

Etiquetas