Despliega el menú
Economía

ESTAFA

Detenido un estafador que vendía pisos que no eran suyos y conducía un Ferrari

Agentes de la Comisaría de San José y del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada de Policía Judicial detuvieron el pasado día 28 en Zaragoza a un presunto estafador que conducía coches de lujo y vivía a todo tren. El hombre, identificado como F. G. M., de 33 años, lograba ese dinero cometiendo estafas inmobiliarias cuyo montante puede alcanzar los 500.000 euros.

La Policía tuvo conocimiento de que un individuo que usaba varios nombre supuestos y al que no se conocía ninguna actividad laboral, hacía ostentación de un alto nivel de vida, conducía coches de lujo y decía que era representante de las mejores escuderías de Fórmula 1. Tras una serie de investigaciones, se logró averiguar su verdadera identidad y que estaba reclamado por varios juzgados del País Vasco y Cataluña y era buscado por la Ertzaina.

El detenido, según informó la Jefatura Superior, se hacía pasar por intermediario o representante de empresas constructoras. Así conseguía que la gente le entregara elevadas sumas de dinero por la compra de viviendas sobre las que no tenía ninguna relación ni poder de representación.

Según las estafas que se sospecha ha cometido en el País Vasco, aunque se están investigando otras en distintas comunidades, este individuo se pudo apropiar de más de 500.000 euros en ocho hechos distintos.

Al detenido se le intervinieron cuatro vehículos, uno de ellos un Ferrari y otro un Mercedes, 10 relojes de pulsera de gran valor y 52.000 euros en metálico. Los coches los ponía a nombre de las persona que estafaba o pensaba estafar, pero sin el conocimiento de éstas, y alguna de las identidades que usaba correspondía a familiares de las víctima.

La Policía averiguó que el detenido supuestamente llevó a cabo hechos similares en Zaragoza, aunque hasta el momento no consta ninguna denuncia. Por eso solicita que las posibles víctimas de hechos similares se pongan en contacto con la Jefatura.

Etiquetas