Campaña de CC. OO. Aragón contra el estrés térmico: "Si hay riesgo grave para la salud el trabajador puede paralizar la actividad"

El sindicato repartirá miles de folletos explicativos para que aquellos que tienen que trabajar al aire libre en plena ola de calor sepan cuáles son sus derechos y las precauciones que tienen que tomar.

Un trabajador de la construcción combate el calor con agua junto a un termómetro que marca 40 grados en Murcia.
Un trabajador de la construcción combate el calor con agua junto a un termómetro que marca 40 grados.
Marcial Guillén/EFE

No parece necesario en un día como este martes, en el que el tiempo no parece propio de un mes de junio, pero la experiencia de años anteriores explica que Comisiones Obreras haya dado hoy el pistoletazo de salida a una campaña de sensibilización y prevención dirigida a todos aquellos trabajadores que deben desempeñar su labor al aire libre cuando el mercurio supera los 40 grados centígrados.

La lista de posibles afectados es larga, como ha explicado el secretario de salud laboral de CC. OO. Aragón, Luis Clarimón, que ha detallado que dicha campaña está dirigida especialmente a trabajadores de agricultura, ganadería, silvicultura y jardinería, a los que instalan líneas de energía solar, los que realizan la limpieza urbana o están ocupados en minería a cielo abierto. También a aquellos que realizan control de tráfico o de seguridad, a los que tienen tareas de carga y descarga o reparto, a los empleados que se ocupan del montaje de espectáculos o a los bomberos, sobre todo los forestales, que a las extremas temperaturas suman las que provoca el fuego. Y aunque la mayoría de ellos realiza su trabajo en el exterior, también hay trabajadores que sufren estos riesgos dentro de los propios centros de trabajo, como aquellos empleados en hornos y fundiciones.

A todos ellos llegarán los miles de folletos y programas que el sindicato aragonés va a repartir no solo entre sus delegados de prevención y afiliados sino también entre los posibles afectados. El objetivo, ha señalado Clarimón, "dar formación e información" no solo para conocer los riesgos que corren por la exposición al calor, sino también para que "defiendan sus derechos".

El representante sindical ha recordado que el pasado año se aprobó una ley que regula cómo deben actuar las empresas cuando se producen episodios de altas temperaturas, pero ha denunciado que "a esta norma le queda mucho para que cumpla en totalidad", aunque ha advertido que sus delegados acudirán a la inspección de trabajo siempre que se detecten cualquier incumplimiento.

Por eso, ha insistido en que los trabajadores deben de conocer sus derechos y entre ellos ha destacado que tal como recoge el Estatuto de los Trabajadores, el empleado puede paralizar su actividad cuando considere que existe un riesgo grave para su salud. Como ejemplo, el sindicalista ha hecho referencia a una situación que se produjo el pasado año en Huesca, cuando un empleado tuvo que subir a una azotea cuando el mercurio estaba disparado a 40 grados, para colocar una tela asfáltica con un soplete de butano. "En una situación así, puede decir: esto no lo hago y me voy a la inspección de trabajo", ha destacado.

Cambio en las ordenanzas municipales

Para prevenir los riesgos por estrés térmico, CC. OO. No solo ha puesto en marcha esta campaña dirigida a los trabajadores. También ha enviado un escrito a los ayuntamientos aragoneses para que introduzcan en las ordenanzas para que los trabajadores que realizan sus servicios municipales tengan la posibilidad de comenzar a trabajar antes de las 8.00 cuando hay alerta por excesivo calor.

Clarimón ha reconocido que en estos casos es necesario conjugar dos derechos, el del ciudadano al descanso y el de profesional a preservar su salud, pero ha advertido que "hay que encontrar medidas para hacer frente a los efectos del cambio climático".

Ha pedido también a las administraciones que "faciliten a las empresas subcontratadas el cambio de organización del trabajo y puedan evitar las horas de mayor calor, independientemente de lo que ponga en el pliego de condiciones".

La guía elaborada por CC.OO. explica una serie de medidas para evitar las consecuencias de la exposición prolongada al calor que van desde la rotación de personas en un mismo puesto, la disminución de la carga de trabajo, planificar descansos, suministrar agua u otras bebidas rehidratantes que no contenga alcohol, cafeína o mucho azúcar. En los trabajos al aire libre se recomienda proteger la cabeza con un gorro o sombrero, trabajar a la sombra, utilizar gafas solares y proporcionar cremas de protección solar. Medidas que, como ha recordado el sindicalista, "tienen que proveer las empresas, que son las responsables de evitar estos riesgos".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión