Carlos Barrabés, el emprendedor de Benasque al que se relaciona con Begoña Gómez

La buena relación del empresario aragonés con la mujer de Pedro Sánchez y sus contratos con el Gobierno de Sánchez le han convertido en objeto de muchas críticas.

Carlos Barrabés, en una imagen de 2011, en un acto organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
Carlos Barrabés, en una imagen de 2011, en un acto organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
F. Paúles/Heraldo

Carlos Barrabés (Benasque, 1970) montó su primera empresa con uno de sus hermanos en su pueblo del Pirineo aragonés en 1988: Una tienda de material de esquí y montaña. No se imaginaba él en esos años, tras crear la página web del negocio, Barrabes.com, concebida como un catálogo 'online', las posibilidades que le daría el 'boom' de internet muy poco tiempo después. Ser pionero en comercio electrónico, las buenas relaciones que mantuvo con empresas de tecnología en esos momentos y con Ana Botín, actual presidenta del Banco Santander, le catapultaron a una fama que él apoyó con capacidad de comunicación al gran público hasta convertirse en el gran 'gurú' de las nuevas tecnologías.

Barrabes.com fue durante mucho tiempo el mejor referente del 'e-commerce' en España. Desde un pueblo de la montaña de solo 800 habitantes, reseñaban multinacionales como Microsoft, se podía vender a cualquier rincón del mundo. Consciente de esa realidad y con visión de empresario de futuro, en 2000 el entonces consejero de Industria del Gobierno de Aragón, José Porta, firmó un acuerdo con Carlos Barrabés para el impulso del parque tecnológico Walqa, en Huesca, con el objetivo de crear ahí un nuevo 'Silicon Valley'. El empresario de Benasque abrió en esas instalaciones una sede para seguir vendiendo 'online', un paso que él adoptó como una seña de responsabilidad. En una entrevista con HERALDO entonces. "El mundo está cambiando a una velocidad asombrosa, nosotros tenemos un conocimiento y la obligación moral de transmitirlo", dijo."Podíamos haber ido a donde nos hubiera dado la gana por una fortuna, pero hemos aceptado ahora (quedarse en Huesca) porque Barrabés tenía que crecer inexorablemente y añadir patas a nuestro negocio. Todos los negocios tienen un punto crítico, un punto de inflexión, y nosotros hemos llegado a él, tenemos que expandirnos más", aseguró.

Con el paso de los años y sin dejar de comparecer como experto en emprendimiento y tecnología en foros organizados por el Gobierno de Aragón, el Banco Santander y otras muchas entidades, Carlos Barrabés dio el salto a Madrid y ahí, ha crecido con Barrabes.biz, una consultora de asesoramiento a pymes interesadas en la innovación y la utilización eficiente de la tecnología en los procesos de negocio.

En este tiempo no solo no ha dejado de venir a Aragón y de defender lo aragonés, sino que ha ejercido como el mejor embajador posible del Pirineo. Así lo demostró con la creación de Carmen AI, un personaje que creó con inteligencia artificial contando con la imagen de su hija como base y que tiene el mismo origen de su propio padre. La Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque le concedió en noviembre pasado uno de sus premios anuales tras considerar a Carmen AI como una "hija pródiga" del valle de Benasque "y, sin ninguna duda, orgullo para todos los que aquí habitamos". Un premio, señaló, que representa la "innovación con valores, porque desde el mundo no urbano se puede innovar sin perder la esencia del valle".

Carlos Barrabés es hoy objeto de críticas por sus buenas relaciones con Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y, sobre todo, por los contratos que ha conseguido tras recibir su apoyo para ciertas adjudicaciones. Fue el empresario aragonés, según informaciones periodísticas publicadas en los últimos días,  la conexión entre Gómez y y Air Europa en 2019, y quien diseñó el máster en Transformación Social Competitiva de la Universidad Complutense de Madrid que dirige la mujer de Sánchez. El apoyo que esta última dio a una UTE en la que participa una empresa de Barrabés permitió a la misma hacerse con un contrato millonario en plena pandemia. El emprendedor de Benasque rechaza haber recibido trato de favor y considera "injustas" las acusaciones. "Nunca hemos ganado un concurso público porque nadie nos haya apoyado o nos haya dejado de apoyar”, han señalado desde su empresa.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión