Economía
Suscríbete por 1€

Planas avanza en Zaragoza un plan de medidas para asegurar el abastecimiento de fertilizantes

El ministro de Agricultura inaugura el Encuentro Internacional Renowagro organizado por Térvalis. Aragón se propone ser la primera Comunidad en sustituir los abonos químicos por los orgánicos.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, conversa con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán y el presidente del Grupo Tervalis, Generoso Martín.
El ministro de Agricultura, Luis Planas, conversa con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán y el presidente del Grupo Térvalis, Generoso Martín.
Guillermo Mestre

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación trabaja en la elaboración de una "hoja de ruta" de los fertilizantes que se presentará antes de final de año y que recogerá medidas que tienen como objetivos prioritarios asegurar el abastecimiento de estos productos a corto y medio plazo y reducir la dependencia energética y de materias primas en su fabricación.

Lo ha adelantado adelantó este lunes el ministro Luis Planas durante su intervención en la ponencia inaugural del I Encuentro Internacional ‘Renowagro’, organizado por las tres cátedras universitarias del Grupo Térvalis y Fertinagro Biotech, que reúne hasta este martes en la capital aragonesa a unos 800 participantes y en el que ponentes de diferentes países explican cómo la bioeconomía circular en la gestión de los recursos orgánicos puede lograr una mayor rentabilidad económica, ambiental y social para el sector agroalimentario.

Aunque Planas no profundizó en las actuaciones que contendrá dicho plan, "que está en línea con la visión europea", avanzó que habrá medidas para facilitar asesoramiento a las explotaciones para utilizar las dosis de aplicación oportunas así como un marco legislativo que permita elegir entre la mayor variedad posible de fertilizantes, facilitar la valorización de residuos y subproductos, fomentar el uso de microorganismos y bioestimulantes, impulsar el empleo de nuevas tecnologías y apoyar, con financiación europea, la innovación a través de los importantes grupos de investigación que existen en España.

"La disponibilidad de fertilizantes en cantidad suficiente y a precio razonable es un asunto estratégico de seguridad alimentaria, que nos afecta a todos y que requiere de una respuesta urgente y decidida a escala europea", insistió. Pero, el ministro, incidió en que en el contexto actual en el que la mitad de las plantas de fertilizantes en Europa están paradas por los disparados costes del gas -imprescindible para su producción- y el precio de estos insumos, prioritarios para la producción agraria, se ha incrementado en un año en un 149%, es "vital" apostar por el desarrollo de los fertilizantes orgánicos y encontrar una segunda vida a residuos de la industria alimentaria, como lodos de depuración, estiércoles y purines.

"Esa es la idea que resume este encuentro: convertir un problema en una oportunidad», señaló Planas, que insistió en que de lo que se trata es de lograr que los procesos «sean eficientes, viables y seguros". Para ello, añadió, se requiere de innovación y mejoras técnicas que garanticen el aprovechamientos de esos recursos sin generar una contaminación nociva y permitan la disponibilidad de fertilizantes "en cantidad suficiente y a precios razonables". Un reto ante el que, según señaló Planas, que elogió el trabajo realizado por Térvalis, "Aragón está a la vanguardia de Europa".

Comunidad pionera

Precisamente en esa necesaria carrera por dar solución no solo al encarecimiento de los fertilizantes químicos sino también a los problemas medioambientales que generan los purines, Aragón quiere tomar una posición de liderazgo y convertirse, destacó el presidente del Ejecutivo autonómo, Javier Lambán, en la primera Comunidad española en sustituir los abonos minerales por orgánicos para la fertilización de todos sus cultivos. "Con ello se consiguen no solo beneficios ambientales y mejorar la imagen reputacional del sector ganadero, sino también ventajas económicos porque supondría un ahorro sustancial de los costes de producción en la agricultura", destacó.

Lambán aseguró, sin embargo, que este objetivo requiere de "una actuación institucional, política y del propio sector decidida y potente" y advirtió que para ello habrá además que conseguir terminar con las limitaciones que impone Bruselas para el uso de este tipo de recursos.

En este aspecto incidió también el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, que destacó que para conseguir dicha meta los agricultores y ganaderos tienen que convencerse de utilizar los purines como fertilizante, sujeto a normas, condicionantes y precio, pero también es necesario "remover algunas limitaciones de carácter normativo como la directiva de nitratos que restringe el uso de nitrógeno procedente de los purines", dijo. Y fue más allá al advertir que hay que huir del "error constante" de considerar que la solución a los purines es la producción de biogás

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión