Economía
Suscríbete por 1€

La energía eólica, con el viento a favor

España se consolida como un referente en el sector eólico que emplea hoy a 30.000 personas. Aragón es la segunda comunidad por potencia instalada y la que más creció en este ámbito en 2021, según recoge el Anuario Eólico 2022.

Vista de un parque eólico.
Vista de un parque eólico.
Antonio García

La crisis energética que estamos viviendo por los efectos de la invasión rusa de Ucrania, que han disparado los precios de la electricidad y, sobre todo, del gas, ponen en valor más, si cabe, el potencial de las renovables. Son muchas las empresas y los particulares que están instalando en los techos de sus instalaciones o de sus casas placas fotovoltaicas para autoconsumo, conscientes de que ese el camino para ahorrar en costes y, por supuesto, para avanzar hacia un mundo menos carbonizado, con menos emisiones de CO2, es decir, más amigable con el medio ambiente.

Con menos ruido en fechas recientes pero más recorrido en el tiempo mantiene su protagonismo en este escenario la energía eólica, aquella que aprovecha el viento con aerogeneradores que han sido perfeccionados en los últimos años para ganar efectividad. En 2021, esta fue la tecnología que más aportó al sistema energético en España, superando el 23% de la demanda en el año, según los datos recientemente publicados en el Anuario 2022 de la patronal que agrupa a las empresas del sector, la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

La eólica española es la quinta potencia a nivel mundial (detrás de China, Estados Unidos, Alemania y la India) en el ranquin de países con mayor potencia instalada y la segunda a nivel europeo. En 2021, según el Anuario, se intalaron 842,61 MW eólicos, una cifra considerada "relevante" por la organización, pero muy por debajo de los 2,2 GW anuales que sería necesario instalar hasta 2030 para lograr los objetivos marcados en el Plan Nacional Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec). A 31 de diciembre de 2021, la potencia total instalada en España era de 28.139 MW. Los más de 21.500 aerogeneradores instalados en el país generaron 60.485 GWh eólicos, un 10,2% más que en 2020.

En el mapa nacional de la energía generada por el viento destaca el papel que desempeña Aragón, que con 4.435 megavatios es la segunda comunidad autónoma por potencia instalada detrás de Castilla y León (6.040 MW) y la que más potencia instaló en 2021. Por provincias, Zaragoza es la primera en el ranquin nacional con 8.160 GWh, cifra que le ha permitido convertirse en la primera en la historia que sobrepasa los 8 TWh de generación eólica. Le siguen Lugo, con 4.674 GWh, y Burgos, con 4.511 GWh.

El posicionamiento aragonés fue destacado recientemente en una comparecencia ante la prensa por Sergio Breto, director general de Energía del Gobierno autonómico, quien reseñó que el primer parque eólico que se instaló en Aragón, en 1986, fue el segundo en España, y que el año pasado fue especial al convertirse en la Comunidad que más energía generada por el viento había sido puesta en funcionamiento.

En la actualidad, según el informe anual de la AEE, 47 provincias españolas producen este tipo de energía, de las que 20 generan más de 1 TWh (con esa cantidad se cubre el consumo de 285.000 hogares).

España es una potencia europea en el campo de la energía eólica. Lo es por potencia instalada (segunda detrás de Alemania), pero también por su capacidad industrial, con compañías de capital nacional y extranjero que fabrican molinos y las piezas que los componen, sin olvidar la apuesta por la I+D+i existente dese hace años y que se renueva constantemente. El Anuario Eólico 2022 publicado por la patronal del sector hace menos de dos semanas recuerda que la industria generadora de energía con el viento aporta más de 3.100 millones de euros a la economía española, un 0,30% del PIB, con unas exportaciones valoradas en más de 1.740 millones de euros, ya que España es el tercer país exportador del mundo de aerogeneradores detrás de Dinamarca y Alemania.

En un escenario internacional tan complicado como el actual, el papel de este sector en la economía va a más. "Frente a los altos precios de los combustibles fósiles, la generación eólica ayuda a reducir el precio del mercado diario de la electricidad", apunta la patronal AEE en su informe anual. En los primeros siete meses de 2022, la eólica generó un ahorro para los consumidores de 13,35 MW/h como efecto reductor respecto al precio del mercado, lo que se traduce en un ahorro de 2.057 millones de euros para los consumidores», precisa.

El balance de la industria eólica en España en 2021 destaca que el añoc omenzó con una primera subasta de renovables en enero, seguida de una segunda subasta en octubre. La potencia total eólica adjudicada en esta última fue de de 2.258 MW, que se sumaron a los 998 MW asignados en la primera.

«Desde el sector eólico hemos reivindicado un calendario de nuevas subastas para garantizar que la actividad de fabricación y la capacidad instaladora se consoliden», sostiene en una carta publicada en el Anuario Juan Diego Díaz, presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE). "Las subastas son herramientas esenciales, aportan visibilidad y dan estabilidad en los ingresos, lo que facilita la financiación de los proyectos", añade antes de incidir en que este mecanismo debe evolucionar hacia un modelo de valor y no de precio. "Tenemos que diseñar subastas que miren por el valor añadido que aporta la industria y aporten la confortabilidad razonable para fabricar componentes, desarrollando tecnología y exportando a otros mercados desde Europa", recalca.

En España hay 1.298 parques eólicos localizadoss en 857 municipios, con 21.574 aerogeneradores instalados. Asimismo, hay más de 250 centros de fabricación en 16 de las 17 comunidades autónomas. En 2021 se generaron 60.485 GWh eólicos, un 10,2% más que en 2020. Además, la eólica funcionó una media de 2.140 horas equivalentes anuales y ha cubierto el 23,3% de la generación total a nivel nacional en 2021, colocándose como la primera tecnología del mix energético español, por encima de la nuclear (20,8%) que hasta el momento ocupaba esa primera posición.

Más allá de los datos, el Anuario Eólico 2022 recoge también aspectos de interés en el sector como el potencial de crecimiento que se tienen en la eólica marina, la participación de proyectos que impulsen la innovación o la formación de profesionales en el mantenimiento de aerogeneradores, entre otras cosas.

En Aragón tienen un especial protagonismo en el sector el grupo Forestalia y el grupo Jorge, dos grandes impulsores de las renovables en España con apuestas fuertes en eólica y en fotovoltaica. El gran salto en la producción de renovables se ha registrado en los dos últimos años, al pasar de 8.286 a 14.877 gigavatios hora, con Forestalia como principal impulsor. Esta empresa ha promovido y construido más de 2.000 megavatios renovables y tiene en tramitación una cartera de otros 8.000. Su desarrollo ha atraído a importantes inversores internacionales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión