Economía
Suscríbete por 1€

Kongsberg Épila factura 34 millones y el grueso es exportación

Las perspectivas para el año en curso son de crecimietno a pesar de que "la industria global de automoción,  se ha visto afectada por la crisis de semiconductores, materias primas y aumentos de precios de energía", afirma el director de la planta, Esteve Calzada

Imagen de la planta de Kongsberg Automotive en Épila que emplea a 300 trabajadores.
Imagen de la planta de Kongsberg Automotive en Épila que emplea a 300 trabajadores.
S. E.

Con 300 personas empleadas en fabricar principalmente tubos metálicos y líneas de combustible para aplicaciones de motor y sistemas de propulsión, Kongsberg Épila alcanzó el pasado año los 34 millones en ventas, una cifra muy similar a la de 2019.

Siendo sus clientes los grandes fabricantes de automóviles y de vehículos comerciales, la exportación supone el mayor peso en la facturación de un negocio cuyo margen de beneficios se redujo mucho por el coste energético y sobre todo la subida de materias primas. 

Según el director de la planta, Esteve Calzada, «la industria global de automoción, sin exceptuar a Kongsberg Automotive (KA), se ha visto afectada por la crisis de semiconductores, materias primas y aumentos de precios de energía». De esta forma, reconoce, «los resultados financieros fueron menores a lo previsto afectados por las ventas de nuestros clientes, que redujeron la actividad de las divisiones de KA, y también por los aumentos significativos globales de materias primas, de costes energéticos e inflación». 

Sobre si han tenido que soportar muchos retrasos en la recepción de componentes, el directivo indica que «para Épila el impacto ha sido limitado con algunos pequeños retrasos controlados en las entregas a clientes finales por falta de materiales de nuestros proveedores». Sin embargo, no se han visto en la necesidad de parar la producción. «El año pasado se emplearon algunas medidas de flexibilidad debido a una reducción puntual de actividad en nuestros clientes finales». Tampoco se han producido cambios, precisa, en el nivel de empleo.

Para este año, adelanta el responsable de Kongsberg Épila, las perspectivas son buenas de cara al incremento previsto por sus clientes. Sin embargo, apostilla, la situación actual de aumento de costes e inestabilidad económica le obliga, confiesa, a ser prudente. 

Sobre nuevas inversiones, señala que «específicamente para Épila, continúan invirtiendo en el despliegue de Industria 4.0, visión artificial, sistema de producción MES (sistemas computarizados utilizados en la fabricación para rastrear y documentar la transformación de materias primas en productos terminados), impresión 3D para prototipos y utillajes y tecnologías de realidad mixta».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión