Despliega el menú
Economía
Suscríbete

consumo

500 euros en facturas de la luz por los retrasos de Endesa: "Llevo desde noviembre preocupada porque no me pasan recibos"

Emilia Palomar, zaragozana de 76 años, cobra una pensión mínima y duerme conectada a una máquina de oxígeno. Tiene hasta diciembre de 2023 para pagar la deuda acumulada en plena subida del precio de la electricidad. 

Emilia Palomar, clienta de Endesa afectada por los atrasos en las facturas.
Emilia Palomar, clienta de Endesa afectada por los atrasos en las facturas, ha acudido este martes con su hijo a la oficina de Endesa en el centro de Zaragoza.
Heraldo.es

La factura de la luz se ha convertido en motivo de preocupación por la escalada de precios de los últimos meses, que intenta contener el Gobierno con nuevas medidas como el recorte de los beneficios de las eléctricas. Para algunas personas, el recibo lleva dándoles quebraderos de cabeza desde el año pasado, debido a un problema informático de Endesa, que la compañía ya habría identificado y "se está solucionando de forma progresiva", según han informado fuentes de la eléctrica. Este afectaría a todas las compañías distribuidoras y estaría relacionado con el último cambio en la factura del Gobierno, según las citadas fuentes.

En el caso de Emilia Palomar, esta zaragozana de 76 años que cobra una pensión mínima ha recibido 10 facturas de golpe en agosto, que suman unos 500 euros. La compañía permite en estos casos pagarlas poco a poco, aunque lleguen a la vez, pero el susto no se lo quita nadie ni el desequilibrio en un presupuesto familiar muy ajustado.

Plan de pagos hasta 2023

"Yo cobro una pensión mínima de invalidez de unos 600 euros, a ver cómo iba a pagar 500 euros de luz", ha lamentado este martes tras salir de la oficina de atención al cliente de la eléctrica en la avenida Cesáreo Alierta del centro de Zaragoza. Después de varias semanas de llamadas por teléfono sin poder hablar con nadie, de visitas al banco y a la oficina de la eléctrica ha asegurado que por fin "me lo han arreglado muy bien" porque le han explicado que podrá pagar de forma gradual. 

De la oficina ha salido sin facturas, solo con un folio en el que le han apuntado a mano las cuantías de los recibos pendientes, que podrá ir abonando de aquí a 2023. "Me han dejado hasta el 31 de diciembre de 2023 para que las vaya pagando poco a poco. Tengo que ir al banco y decir si quiero pagar una o varias cada vez". El plazo para devolverlas depende de cada caso, según han indicando desde la eléctrica, que lamenta "los inconvenientes que este incidente haya podido ocasionar" a algunos de sus clientes y ofrece la posibilidad de pagar la facturación acumulada "de forma fraccionada".

La solución le ha parecido asumible a Emilia, pero le queda el miedo que ha pasado estos meses sin recibos. "Mientras tanto yo he tenido miedo de que me cortaran la luz. Llamaba por teléfono una y otra vez y no había quién me lo cogiera. Le he dicho a mi hijo, llévame allí porque cualquier día de estos me voy a quedar sin luz", cuenta sobre los últimos meses desde que se dio cuenta, en noviembre de 2020, de que no le llegaban los recibos. Se han desplazado desde el barrio de La Almozara. La eléctrica ha venido explicando que no se cortará el suministro eléctrico a quienes acumulen atrasos por el problema de la propia compañía.

Sin embargo, Emilia no lo ha sabido en este tiempo y solo pensaba en que ella necesita la luz por su salud. "Tengo que dormir con oxígeno toda la noche. Luego tengo la teleasistencia", ha comentado. Nota la subida de precios en la cesta de la compra, pero en la factura todavía no le ha dado tiempo por la falta de recibos. Espera que a partir de ahora empiece a recibir las facturas con normalidad. En la lista que tiene solo ve uno más alto de lo normal de lo que suele pagar y seguirá esperando a ver si vuelven a llegar en papel a su casa partir de ahora.

Comunicación a los afectados

La compañía todavía no ha especificado a cuántos de sus clientes en toda España afectan los atrasos en la facturación. Los usuarios vienen sufriéndolos desde 2020, tanto los que siguen en el mercado regulado con la comercializadora de Endesa  Energía XXI como los que contrataron en el libre con Endesa Energía. En Aragón, el goteo de quejas de los ciudadanos se ha venido produciendo durante este año. La compañía ha insistido en que es un problema "puntual" y que a todos los clientes afectados se les ha enviado comunicación, "informándoles de dicho incidente y de la posibilidad de pagar las facturas que se vayan emitiendo de forma fraccionada". En este sentido se informa a quienes acuden a reclamar. 

La compañía justifica el retraso en la facturación en el que se ha producido en la facturación de peajes y cargos "que las empresas distribuidoras deben enviar a las comercializadoras para que estas puedan facturar". En este sentido, fuentes de Endesa han indicado que "todas las empresas distribuidoras presentan retrasos en el envío de información de facturación, lo que provoca un decalaje en el resto del proceso".

Así, la mayor parte de las incidencias "se deben a la implantación del nuevo esquema de peajes y cargos", aprobado por el Gobierno en la circular 3/2020, el RD 148/2021 y su normativa de desarrollo. Estos cambios, que incluyen distintos precios por horas, han supuesto modificaciones "de importante calado, tanto en la estructura de los peajes y cargos que se trasladan en la factura, como en el propio proceso de facturación de todos los agentes del sistema eléctrico", han apuntado desde la eléctrica.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión