Despliega el menú
Economía

​CEOE suspende el diálogo social tras el pacto del Gobierno con Bildu para derogar la reforma laboral

EH Bildu asegura que el PSOE no "ha rectificado", sino que ha hecho "una matización": "El acuerdo sigue vigente".

Garamendi: “Yo quiero llegar a la normalidad de nuevo, no a la nueva normalidad”

Las patronales CEOE y Cepyme han rechazado "con total rotundidad" el acuerdo alcanzado entre la coalición PSOE y Unidas Podemos y EH Bildu sobre la reforma laboral, que consideran una "irresponsabilidad mayúscula" que "dinamita" el diálogo social.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha adelanto este jueves que la patronal da por suspendido el diálogo social. Garamendi, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha indicado que el diálogo social "está en suspenso" y se ha preguntado para qué se van a sentar en una mesa "si ya está decidido lo que se va a hacer en la mesa, si el menú del día está preparado". "Que no sigan contando con nosotros", afirmó visiblemente enfadado.

El presidente de la patronal apuntó que la CEOE lleva dialogando 40 años con los distintos gobiernos y se han sentado en todas las mesas, pero "siempre han encontrado lealtad institucional". "No se puede ir "con las cartas marcadas", reiteró.

En un comunicado, la patronal ha explicado que esta situación "tendrá unas consecuencias negativas incalculables" en la economía española y en la confianza empresarial, lo que "impactará de forma profundamente negativa en el empleo".

"Un desprecio indignante al diálogo social"

Supone, añaden, "un desprecio indignante al diálogo social, al que dinamita; al papel que la propia Constitución otorga a los agentes sociales y, en este sentido, a las propias instituciones del Estado en el momento más delicado de la economía española y, por tanto, cuando este diálogo se hace más necesario".

Y recuerda que se produce en un momento en el que el Gobierno aborda con patronal y sindicatos medidas de flexibilidad en el ámbito laboral para garantizar la subsistencia de miles de empresas y millones de empleos, en los sectores más castigados por el COVID-19.

"Es totalmente incoherente y contrario suscribir un acuerdo para dar un paso atrás e incrementar la rigidez en el mercado laboral", subrayan.

De esta forma, apuntan, se echarán por tierra todos los esfuerzos realizados para, a través de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), lograr hibernar las plantillas y salvaguardar millones de puestos de trabajo.

También afea que se ignoren las recomendaciones emitidas por la Comisión Europea, en las que plantea la necesidad de fundamentar la recuperación a medio plazo en medidas de apoyo al empleo tomadas de acuerdo con los interlocutores sociales, tales como la flexibilización de las condiciones laborales.

En un comunicado difundido después de la votación de este miércoles en el Congreso, Bildu anunciaba que había alcanzado un acuerdo con PSOE y Unidas Podemos -firmado por sus tres portavoces- para derogar la reforma laboral de "forma íntegra" a cambio de "no obstaculizar" la prórroga del estado de alarma.

Horas después, el PSOE emitía una nota aclaratoria informando de que quedaba anulado ese punto primero del acuerdo suscrito con Bildu y que la derogación se ceñía a aspectos concretos como la prevalencia del convenio sectorial o la ultraactividad de los convenios.

"Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos", añadía la nota del PSOE. 

El PSOE no "ha rectificado", según Bildu

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha asegurado este jueves que el PSOE no "ha rectificado" el acuerdo suscrito con su formación para derogar la reforma laboral de 2012 sino que solo ha hecho "una matización terminológica" en el documento.

"El acuerdo sigue vigente", ha afirmado la dirigente vasca en una entrevista en 'Las mañanas de RNE', recogida por Europa Press, para después reconocer que le "parece bien" que todo "se empiece a clarificar desde el minuto uno". "Eso indica que el acuerdo es serio", ha añadido.

En esta línea, Aizpurua ha insistido en que el acuerdo "no es papel mojado" sino que sigue "vigente". "Cuanto antes lo hagamos mejor llegaremos a esa situación que se va a dar. Estamos en la antesala de una crisis brutal", ha sostenido.

La dirigente de EH Bildu se ha expresado así después de que el PSOE anunciase a última hora de la noche de este jueves una matización al acuerdo alcanzado con su partido para derogar la reforma laboral de 2012 aprobada por el PP en la que no aparece la palabra "íntegramente" y los cambios a realizar de manera urgente se limitan únicamente a tres puntos.

En un comunicado, el PSOE rectificó el primer punto del acuerdo suscrito entre PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu que recogía la derogación íntegra de la ley "antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el Covid-19".

Por su parte, el vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, ha dejado claro este jueves que la reforma laboral será derogada al completo y no parcialmente porque así consta en el acuerdo de Gobierno suscrito con el PSOE y en el documento que los socialistas firmaron este miércoles junto a EH Bildu.

"Voy a ser cristalino: pacta sunt servanda (lo firmado obliga)", ha asegurado Iglesias en una entrevista en Catalunya Radio, en la que se ha mostrado muy duro con la rectificación realizada por los socialistas a última hora de este jueves, tan solo unas horas después de hacer público el acuerdo a tres con EH Bildu y Unidas Podemos.

"En el acuerdo que se firma entre los máximos responsables ese es el pacto. Después cada partido podrá decir lo que quiera. Pero los documentos firmados, en el acuerdo entre tres grupos parlamentarios ese es el acuerdo. Luego que cada partido quiere hacer consideraciones, muy bien, pero lo firmado es eso", ha recordado.

Asimismo, Iglesias ha cargado contra CEOE y Cepyme después de que hayan expresado este jueves su "rotundo" rechazo al citado acuerdo. "Creo que a nadie le puede sorprender que la patronal quería un gobierno del PP y Vox. Es normal. Pero tienen que entender que hay algo que es la soberanía popular", ha sostenido.

Etiquetas
Comentarios