Despliega el menú
Economía

economía

Opel, Pikolin y PSA paran y dan paso a una cascada de expedientes de empleo

La planta de PSA en Figueruelas suspende hoy su fabricación y el sector del automóvil se paraliza.

ECONOMIA. FIGUERUELAS. PLANTA OPEL PSA / 21-02-2020 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Cadena de montaje de Opel España, del grupo PSA, en Figueruelas.
Guillermo Mestre

La fábrica de Opel España en Figueruelas, del grupo PSA, dejará de ensamblar automóviles a partir de hoy, martes, según decidió ayer el grupo francés, que acordó cesar la fabricación en todas sus plantas europeas como consecuencia de la expansión del coronavirus. Según informó la compañía, la medida se aplicará «debido la aceleración observada en los últimos días de casos graves del Covid-19 cerca de sitios de producción, interrupciones en el suministro de los principales proveedores, así como la disminución repentina en los mercados del automóvil».

PSA ha elaborado un crononograma con el cese ordenado de su actividad productiva en Europa. Ayer cerraron ya las plantas de Madrid y Mulhouse (Francia). Hoy lo harán, además de la de Zaragoza, las de Poissy, Rennes y Sochaux (Francia), Eisenach y Rüsselsheim (Alemania), Ellesmere Port (Reino Unido) y Gliwice (Polonia). Mañana, Hordain (Francia), Vigo y Mangualde (Portugal), y el jueves, Luton (Reino Unido) y Trnava (Eslovaquia).

Al cierre de la fábrica de Opel PSA en Figueruelas seguirá el cese de la actividad en todas las plantas de la industria auxiliar que envían componentes a la factoría del grupo PSA, especialmente aquellas que trabajan con el sistema ‘just in time’. Es previsible que en días próximos las direcciones de todas estas empresas se vean obligadas a negociar expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) con sus representantes sindicales. El sector estará totalmente paralizado.

Desde UGT y CC. OO., sindicatos con más presencia en el sector, ya se cuenta con la apertura en los próximos días de una cascada de negociaciones de expedientes de empleo. Cuentan con ello en la automoción, por el parón de Opel y de otras empresas como Seat, Volkswagen, Mercedes o Ford, pero también en otras industrias, obligadas a suspender sus producciones por el estado de alarma dictado por el Gobierno.

A partir de hoy también cerrará la fábrica de colchones del grupo aragonés Pikolin en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza). «Debido a la obligatoriedad del cierre de los puntos de distribución que son clientes de Pikolin en todo el territorio nacional, tras el estado de alarma nacional hemos acordado el cese de la actividad en los centros productivos y logísticos de toda España», señaló la compañía. Para hacer frente a la nueva realidad, Pikolin está preparando ya un ERTE que prevé presentar este jueves, si bien quiere esperar -como otras compañías- a las condiciones de esos expedientes que anuncie hoy el Ejecutivo tras la celebración del Consejo de Ministros.

En Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) la actividad productiva se paralizó ya desde ayer tras decidir la firma vasca que sus tres factorías ubicadas en España, las de Beasáin, Irún y Zaragoza, no realicen ninguna actividad industrial durante toda la semana. Fuentes de la compañía indicaron que el próximo lunes tienen previsto presentar un expediente de empleo que deberá ser negociado en los próximos días.

Otras grandes industrias de la comunidad autónomas continúan en marcha. Tal es el caso de BSH Electrodomésticos, el grupo que incluye a la marca aragonesa Balay, cuyas factorías de La Cartuja y Montañana también están funcionando con relativa normalidad. Fuentes de la compañía recordaron que sus productos están relacionados con la satisfacción de necesidades básicas para los hogares. La gente necesita contar con frigoríficos, lavadoras y lavavajillas y eso da argumentos a la empresa para no dictaminar una parada. BSH, de hecho, está «tramitando la declaración de los electrodomésticos como bienes de primera necesidad para atender las labores de limpieza en el hogar, de ropa y la preservación de la conservación de alimentos».

Lo mismo ocurre con el grupo Saica, fabricante de papel para cartón ondulado, un producto fundamental en la cadena alimentaria. Fuentes de la firma señalaron que sus empleados no relacionados con la producción están en sus casas teletrabajando, pero que aquellos que están en producción lo están haciendo en sus plantas, tanto la de Zaragoza como las ubicadas en El Burgo de Ebro. En todas ellas, respetando los protocolos que garantizan la salud de los empleados.

Becton, Costa, Litera Meat y Ercros siguen activas

Becton Dickinson, con sede en Fraga, sigue activa, así como otras compañías ubicadas en la provincia de Huesca, según informan Patricia Puértolas y Laura Zamborain. Becton es una de las empresas oscenses más vinculadas al mundo de los productos sanitarios. De su planta salen 6.000 millones de jeringuillas al año, que, tal y como indicó ayer su director, Javier Pardiño, «seguirán llegando a todos aquellos que las necesitan, ya sean personas afectadas por el coronavirus o pacientes con alergias, leucemias o diálisis». «Para nosotros, lo fundamental es cumplir con nuestros envíos y en la actualidad, podemos hacerlo», añadió. A pesar de la alerta sanitaria, la producción de la planta se mantiene «sin variaciones» También está «bajo control» la cadena de suministros, señaló, aunque se trata de una situación «cambiante», al estar sujeta a posibles cierres de frontera.

Para garantizar el mantenimiento de su producción y proteger a sus más de 600 empleados, Becton Dickinson ha potenciado sus ya de por sí estrictas medidas de seguridad. De hecho, antes de acceder a las instalaciones, los trabajadores deben superar un control de temperatura, que se realiza en la puerta de acceso exterior, justo antes del inicio de cada turno, y en todo momento, respetar las distancias de seguridad. También se han establecido nuevas rutinas, que describen cómo tomar un café en la sala de descanso o cómo cambiarse de ropa en los vestuarios y además, han sido potenciados los protocolos de desinfección y limpieza.

El control de temperatura también ha sido una de las medidas adoptadas por otra de las principales empresas de Fraga, Piensos Costa. De igual modo, otras firmas importantes han optado por trabajar a puerta cerrada y todas han incrementado las medidas de higiene. Por ejemplo, Menal ha protegido a sus trabajadores con mascarillas y guantes, ha colocado geles desinfectantes en sus accesos y ha dispuesto que los cambios de turno se realicen por puertas diferentes. También ha suspendido las entrevistas y salidas comerciales así como la entrada de proveedores otra de las empresas más conocidas de la capital del Bajo Cinca, Rigual.

Asimismo, mantienen su actividad los grandes mataderos de Binéfar, como el de Litera Meat, extremando las medidas de precaución, mientras Ercros, con fábricas en Sabiñánigo y Monzón, garantiza el suministro de productos críticos como los biocidas -tales como el cloro, la lejía, el clorito sódico, el agua oxigenada y el ATCC- para evitar la propagación del Covid 19 y cubrir las necesidades esenciales.

La situación en Inditex

El comité de empresa de la Plataforma Europa de Inditex, ubicada en Plaza, expresó ayer su preocupación por la situación en la que están trabajando casi 2.000 personas a lo largo del día en estos almacenes de distribución de la firma de ropa en Zaragoza. José Antonio Villanueva, presidente del órgano de representación de los trabajadores, se mostró partidario de que se aplique un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) como mal menor si de esa manera se garantiza mejor la salud de los trabajadores. «Sabemos que no es una decisión fácil, pero la salud de las personas está por encima de todo y nosotros estamos dispuestos a arrimar el hombro», apuntó a este diario. La dirección ha citado por hoy al comité para abordar la situación y decidir qué medidas se tomarán.

Etiquetas
Comentarios