Despliega el menú
Economía

Hacienda subirá los impuestos al transporte aéreo y a los plásticos de un solo uso

Los documentos no incluyen una propuesta normativa concreta, sino que recogen información sobre los problemas que se pretenden solucionar, la necesidad de aprobar los impuestos, los objetivos de los tributos y las alternativas.

avion
avion
Pixabay

El Ministerio de Hacienda ha abierto este viernes dos procesos de consulta pública previa relativos al posible establecimiento de un impuesto especial sobre el transporte aéreo y otro sobre los artículos de plástico de un solo uso.

Según un comunicado de Hacienda, organizaciones potencialmente afectadas por estos impuestos y cualquier ciudadano podrán enviar durante los próximos quince días comentarios a través de este procedimiento de consulta, que pretende "abrir un debate" sobre la fiscalidad verde.

Los documentos no incluyen una propuesta normativa concreta, sino que recogen información sobre los problemas que se pretenden solucionar, la necesidad de aprobar los impuestos, los objetivos de los tributos y las alternativas.

Hacienda ha señalado que las propuestas van en línea con la indicación de la Comisión Europea de que España tiene margen de actuación en materia de fiscalidad ambiental y se enmarcan en la necesidad de dar mayor peso a estos impuestos para luchar contra el cambio climático, avanzar en la transición energética y promover las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

El documento relativo a la implantación de un impuesto que grave el uso del transporte aéreo explica que este tributo, que debería tener en cuenta "el hecho insular", tiene el objetivo de fomentar medios de transporte más sostenibles, ya que los aviones son una importante fuente de emisiones de gases de efecto invernadero.

Además, este impuesto -que ya existe en países como Alemania, el Reino Unido, Países Bajos o Austria- permitiría incrementar la contribución de los tributos medioambientales a los ingresos públicos.

Impuesto a los plásticos de un solo uso

Por lo que respecta al impuesto sobre los envases de plástico de un solo uso destinados a contener o proteger productos alimenticios, su objetivo es reducir su uso, así como el consiguiente impacto sobre el medio ambiente y la salud.

Hacienda apunta que si se lograra reducir el consumo de plástico también se minoraría el coste de gestión de residuos, al tiempo que permitiría avanzar en nuevos modelos de negocio y producción más sostenibles, dando prioridad a productos reutilizables.

Así, recuerda que el consumo de plástico en España repuntó tras la crisis, de manera que los residuos de envases alcanzaron 1,6 millones de toneladas en el año 2017.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya avanzó la pasada semana que se abrirían procesos de consulta pública en materia de tributación medioambiental para recabar opiniones de diversos colectivos porque "ha llegado el momento de pasar a la acción". 

Etiquetas
Comentarios