Despliega el menú
Economía

vivienda

El sector inmobiliario recomienda moderación en los precios para poder mantener un mercado estable en Aragón

Luis Fabra, director de Gamerin, reconoce que se ha producido un ligero descenso en las compraventas en Aragón este tercer trimestre, del 1,88%, mientras que la caida interanual es del 2,73%, pero "sigue siendo el sexto mejor trimestre desde 2010" con un total de 13.145 viviendas en los últimos diez meses 

Luis Fabra, de pie, explicando los datos del sector y sentados Jorge Aguerri, de Ibercaja; Fernando Montón, director general del Grupo Plaza; Fernando Baena; y el presidente del Colegio de Registradores de la Propiedad de Aragón
Luis Fabra, de pie, explicando los datos del sector y sentados Jorge Aguerri, de Ibercaja; Fernando Montón, director general del Grupo Plaza; Fernando Baena; y el presidente del Colegio de Registradores de la Propiedad de Aragón
M. Ll.

"El año pasado fue bueno para el mercado inmobiliario. Y este año también lo cerraremos bien en ventas", ha señalado Fernando Montón, director general del Grupo Plaza, en la presentación hoy en Ibercaja del informe 'Mercado Inmobiliario de Aragón ' por parte de Gamerin. "Estamos con crecimientos a dos dígitos en el precio de la vivienda, unos incrementos que no son ni buenos para que se produzca estabilidad en el mercado", ha señalado. "Sigue habiendo demanda. El mercado funciona a tirones pero sigue respondiendo. Nosotros en 5 meses hemos vendido más del 50% de una promoción". Por eso, ha dicho, "no podemos volvernos locos con los precios porque el mercado no puede absorber esos incrementos sino que han de situarse entre el 3% y el 5% para que el usuario de vivienda las pueda seguir comprando". En conclusión, ha aseverado, "el sector sigue sano y no decrece", pero ha advertido "hay que saber mantener los precios".

En Aragón, según el informe de Gamerin en los últimos diez meses se vendieron 13.145 viviendas (2.407 nuevas y 10.738 en usadas), un 1,88% menos que el trimestre anterior y un 2,73% menos en dato interanual. "Entramos en tasas negativas, pero es un ligero descenso, ya que estamos en el sexto mayor resultado en compraventa de viviendas desde 2010", ha subrayado Luis Fabra, presidente del Grupo de análisis del mercado inmobiliario (Gamerin). Es decir, que hay que relativizar esta pequeña caída: "Es normal que haya unas 10 compraventas cada mil habitantes y estamos actualmente en el 9,25 aunque llegamos a estar en el 10,25", ha precisado. Aunque ha reconocido "cierto cambio de tendencia ya que estamos dejando de crecer al ritmo que crecíamos, tras cinco años consecutivos  al ritmo de entre el 10% y el 20%", ha hecho hincapié en que estamos en el "séptimo mayor resultado desde 2007 a menos de 400 ventas del máximo alcanzado antes de la crisis".

Por municipios, Fabra ha señalado que en Zaragoza se han vendido 1.729 viviendas menos que el trimestre anterior, es decir, un -2,97% o un -4,74% en variación interanual, sin embargo, ha insistido en que "sigue siendo el séptimo mayor resultado desde 2007". En Huesca, ha añadido, se "sigue creciendo un 14,39% en variación internanual con 628 operaciones de compraventa más: si estuviéramos en un cambio de ciclo, no sería así". También Teruel sigue creciendo en dato interanual con un total de 356 compraventas en estos diez meses de 2019. 

En cuanto a cuota de mercado, el directivo de Gamerin ha incidido en que en Zaragoza se realiza la mayoría de las operaciones, siete de cada diez, con una cuota del 71,27% seguida de Huesca con el 10,45% y de Teruel con el 8,35%. "El municipio de Zaragoza está en el 52% del total de compraventas. Estuvimos en torno al 42%. Sin duda, ha sido la protagonista de la recuperación y aunque en este último trimestre haya mostrado cierta ralentización, los precios siguen intensificando su ritmo de crecimiento". 

El precio medio de la vivienda en Aragón por metro cuadrado se situó en 1.341 euros en el pasado trimestre, un 6,97 % más que hace un año y un 3,72 más que lo que costaban entre abril y junio. El de la vivienda nueva ascendió a 1.719 euros, un 4,41 % más que el mes anterior y un 11,88 % más que en el tercer trimestre de 2018 y la usada en 1.253 euros, un 3,60 y 5,18 % más, respectivamente.

En Huesca capital, con un precio medio de 1.261 euros el metro cuadrado, fue donde más subió, un 4,84 % en el último trimestre y un 19,45 % con respecto a un año antes; mientras que en Zaragoza, con un coste de 1.624 euros, la variación ha sido de un 4,68 % y 9,08 % más, respectivamente. "Como ha recordado Fernando Montón urge que este aumento se vaya aproximando al ritmo de crecimiento de los salarios para que el mercado se vaya estabilizando", ha subrayado Fabra. "Si no se producirá el efecto expulsión", ha advertido. "De 2014 a 2018 crecíamos en operaciones de compraventa entre el 10% y el 20% pero con un incremento en los precios muy moderado del 1%, pero ahora esa racionalidad se ha perdido y en la segunda mitad de 2018 y lo que llevamos de 2019, el incremento en precio de la vivienda nueva supera el 11% y  en usada del 5,18%, con lo que se está produciendo un distanciamiento muy grande respecto al alza de los salarios". Con una llamada a la prudencia y la racionalidad en los precios ha concluido su intervención recordando que el ticket medio de la vivienda en Aragón está en 119.391 euros: "En Zaragoza ha crecido el 11,6% hasta los 140.000 euros: En Huesca está en 123.473 euros y en Teruel en 135.000 euros". 

  

Etiquetas
Comentarios