Despliega el menú
Economía

Endesa rebaja a cero el valor de activos de carbón y adelanta el cierre de las centrales

La compañía comunica a la CNMV que reduce en 1.300 millones de euros el valor en libros de las instalaciones de generación más contaminantes.

La central térmica de Andorra, dos meses después de que Endesa solicitase su cierre
La central térmica de Andorra
Javier de Luna

La eléctrica Endesa comunicó este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que los próximos resultados trimestrales van a recoger un deterioro del valor contable de sus activos de generación con carbón de hasta 1.300 millones de euros. En la práctica, supone valorar las centrales térmicas en cero euros. Supone también algo más: la compañía adelanta los planes de cierre de su parque de generación más contaminante y los extiende a las centrales que no sólo queman carbón nacional (Andorra, en Teruel, y Compostilla, en León) sino carbón importado. Las centrales de As Pontes y Litoral tienen los días contados.

Según publica el diario La Información, en el hecho relevante enviado a la CNMV, Endesa explica que "el valor neto contable, a fecha de hoy, del conjunto de centrales térmicas de carbón peninsular asciende aproximadamente a unos 1.300 millones de euros, que incluye el importe estimado de la provisión para el desmantelamiento de estas centrales". Pero una vez dado el paso de "acelerar el compromiso de descarbonización discontinuando la producción de generación térmica peninsular de carbón", la compañía se plantea registrar en su contabilidad un deterioro de valor de estos activos" por los 1.300 millones mencionados.

La eléctrica no habla de cierres, pero la decisión es una sentencia para las centrales en las que se había invertido para que contaminaran menos, As Pontes en La Coruña y Litoral en Almería. Los trabajadores afectados podrían superar los 300. Endesa ya presentó en diciembre pasado la solicitud formal de cierre de las centrales de carbón de Andorra (Teruel) y Compostilla (León). Consideró entonces que las actuales circunstancias regulatorias y de mercado hacían imposible abordar las inversiones necesarias para que las centrales cumplieran con los nuevos límites de emisiones establecidos por la Unión Europea que entrarán en vigor el 30 de junio de 2020.

>> LEA MÁS CONTENIDO DE ESTA NOTICIA EN LA INFORMACIÓN. COM

Etiquetas
Comentarios