Economía

Lacasa abre nuevas puertas en China, país que aspira a situar como su primer mercado exterior

La empresa chocolatera participa en la Feria de Importación que se celebra hasta este domingo en la ciudad de Yiwu y a la que asisten otras cuatro firmas aragonesas.

El director general de Chocolates Lacasa, Lucas Lacasa (dcha.) y el gerente de Arex, Fernando Fernández (izda.), en el expositor de Yiwu.
El director general de Chocolates Lacasa, Lucas Lacasa (dcha.) y el gerente de Arex, Fernando Fernández (izda.), en el expositor de Yiwu.
L. L.

Chocolates Lacasa, la empresa centenaria aragonesa con sede en la localidad zaragozana de Utebo, vuelve a China. Ha viajado de nuevo hasta el gigante asiático para participar, de la mano de la empresa pública Aragón Exterior y del Gobierno de Aragón, en la Feria de la Importación que se celebra desde el jueves y hasta este domingo en el ciudad china de Yiwu.

Con su participación en este certamen, cuya superficie se extiende por 50.000 metros cuadrados, distribuidos en cinco pabellones en los que se alojan más de 2.000 expositores de todo el mundo, la firma familiar quiere continuar abriendo nuevas puertas que le permitan ampliar su presencia en aquel mercado asiático. Porque Chocolates Lacasa tiene negocios en China "desde hace muchos años". Hasta allí llegan sus chocolates, sus trufas, sus grageas y, por supuesto, sus lacasitos. Pero, a pesar de ello, sus exportaciones hacia aquel país son "relativamente pequeñas, teniendo en cuenta nuestra capacidad y nuestro negocio global", señala su director general, Lucas Lacasa, quinta generación de esta empresa familiar y que tomó el mando de la chocolatera hace ahora dos años.

Para eso, la compañía no solo cuenta con un expositor en esta gran feria internacional sino que además, y en paralelo, los representantes de la chocolatera han viajado hasta aquel país con un amplio programa de contactos y y reuniones, tanto con empresarios como con políticos chinos, "con las que pretendemos ir dando forma a nuevas operaciones comerciales", señala Lacasa.

El director general de la empresa, que hace un año adquirió una fábrica chocolatera en Dijon (Francia) con la que ha duplicado su capacidad de producción, prefiere no poner horizontes a sus expectativas de negocio en el gigante asiático. Sin embargo, la aspiración de la firma es llegar a convertir este mercado en su principal cliente en el exterior. "China tiene un tamaño suficiente como para que si entendemos cómo poder atenderles tanto en calidad como en servicio de nuestros productos, podemos aspirar a tener allí un primer mercado, después del nacional, por supuesto", explica.

Aunque el principal destino de la producción del grupo es España, la compañía aragonesa tiene una larga trayectoria de ventas en el exterior. Exporta desde hace más de 30 años. Y su volumen de negocio internacional representa el 20% del total de su facturación. Sus productos se comercializan en más de 52 países, especialmente en Europa, pero también en Estados Unidos y en América Latina, pero también tienen clientes en los países del norte de África, donde cuentan con una filial en Marruecos.

Pero son los países asiáticos, y especialmente el mercado chino, donde está poniendo el foco comercial. "Aparte de Europa, nuestro mercado más importante es China, porque aunque está lejos geográficamente, tiene un acceso terrestre", insiste Lucas Lacasa.

Apretada agenda

Además de participar en la feria de Yiwu, Lacasa ha viajado hasta China con una apretada agenda de reuniones. Encuentros que, explica su director general, han servido para avanzar en los contactos realizados el pasado mes de noviembre cuando formó parte también de la delegación aragonesa, encabezada por el presidente del Gobierno aragonés, que viajó hasta Shanghái para participar en la mayor feria del mundo dedicada a la importación, pero también para presentarse ante potenciales colaboradores. "Y hemos participado también en la firma de un acuerdo para que haya una exposición permanente de productos de Aragón en Yiwu", detalla.

Hasta esta ciudad china han viajado también otras cuatro empresas aragonesas: Bodegas Osca, situada en Ponzano, con una larga trayectoria en la producción de caldos e integrada en la Denominación de Origen Somontano; Cooperativa de Aniñón, que cuenta con cinco líneas de negocio (fruta de industria y de mesa, vino, aceite y frutos secos); Agroveco, cooperativa zaragozana especializada en la alimentación para animales de granja o mascotas; y Soluciones Luminiscentes, empresa líder en España que comercializa innovadores productos de luminiscencia.

Acompañan además a estos empresarios los responsables de la empresas públicas Aragón Exterior (Arex) y Aragón Plataforma Logística (APL).

Etiquetas
Comentarios