Despliega el menú
Economía

Empresas

La empresa riojana Francisco Moreno compra la empresa aragonesa de confitería Nakoa

Invertirá unos 700.000 euros en su modernización para revitalizar la actividad con nuevos productos y mercados.

Chocolate elaborado por la empresa Nakoa situada en la localidad zaragozana de Utebo.
Chocolate elaborado por la empresa Nakoa situada en la localidad zaragozana de Utebo.
Nakoa

Francisco Moreno, compañía de confituras, glaseados y escarchados de frutas situada en la localidad riojana de Calahorra, es ahora la nueva propietaria de la confitera y chocolatera aragonesa Nakoa, que fabrica entre otros productos las tradicionales frutas de Aragón. Esta fábrica, levantada en 1858 e impulsada por la familia zaragozana Roc estaba ahora en manos de la conservera navarra MCA Spain, que la adquirió por vía concursal.

«Aunque somos una empresa riojana tenemos mucha relación con Aragón porque suministramos a los productores de la Comunidad fruta confitada. Con la compra de Nakoa queríamos dar ese nuevo paso a la producción», explicó este viernes Jesús Iborra, propietario de Francisco Moreno y ahora también de Nakoa, cuyas instalaciones están situadas en la localidad zaragozana de Utebo.

Los nuevos propietarios llegan con inversiones y nuevos proyectos «para devolver la actividad y la rentabilidad» a la planta aragonesa. Así, tienen previsto un desembolso de alrededor de 700.000 euros para la «necesaria modernización» de la planta, especialmente a lo que equipamiento y maquinaria se refiere. Además, mantendrán los productos que han caracterizado la conocida marca aragonesa, entre ellos las frutas de Aragón, el chocolate en tabletas, las cerezas al marrasquino o las rocas de chocolate, pero además añadirán a su oferta productos y formatos «más atractivos» para el consumidor más joven.

Pero también tienen la mirada puesta en la exportación y en la conquista de nuevos mercados internacionales, un objetivo que esperan conseguir sumando las sinergias de ambas empresas. «Tenemos proyectos para Canadá, Estados Unidos e incluso los países árabes», detalló Iborra, que destacó la gran aceptación que tienen en estos países productos como las naranjas o frutos rojos chocolateados.

Un referente

Aunque la firma aragonesa se encontraba ahora en un «impasse», como señaló su nuevo propietario, la intención de los responsables de Francisco Moreno es «dar estabilidad a su actividad con la mirada puesta en el exterior». Para ello prevén que la empresa emplee de forma continua a una decena de trabajadores, una plantilla que podría duplicarse en campaña navideña, es decir, entre los meses de septiembre y enero.

«Queremos ser referente nacional en la elaboración y comercialización de dulces de fruta con chocolate de calidad, a precios competitivos y adaptando y desarrollando nuevos productos a demanda de nuestros clientes», explicó Jesús Iborra, que detalló que se llevará a cabo una estrategia de «colaboración estrecha» entre ambas compañías para reforzar la estructura comercial y crecer de forma estratégica y exponencial».

Un crecimiento al que ya le han puesto números. Así, los nuevos propietarios -Jesús Iborra (80%) y su hermano Juan (20%)- prevén que Nakoa facture este año un millón de euros -el pasado año fueron 642.000 euros-, una cifra que esperan poder duplicar en los próximos tres años.

Etiquetas
Comentarios