Despliega el menú
Economía

economía negocios

Nereida González: "Investigan cómo una divisa digital podría reducir la evasión fiscal"

Economista por la Universidad de Oviedo y Máster en Banca y Finanzas por AFI, Escuela de Finanzas. 

La economista Nereida González, en la Cámara de Comercio de Zaragoza, donde dio una conferencia sobre ‘blockchain’.
La economista Nereida González, en la Cámara de Comercio de Zaragoza, donde dio una conferencia sobre ‘blockchain’.
Raquel Labodía

No hay que tener miedo al cambio, asegura esta economista especializada en ‘blockchain’ y criptomonedas, que trabaja para Analistas Financieros Internacionales (AFI). Lo que se debe hacer, recomienda, es investigar –como están haciendo los bancos centrales de todo el mundo– para conocer las oportunidades infinitas que representan las nuevas tecnologías no solo en ahorro de costes y eficiencia sino en transparencia, mejora de experiencia del cliente y mayor seguridad en las transacciones

El uso de criptomonedas parece todavía ciencia ficción: ¿Hay bancos listos para usarlas?

El Banco de Pagos Internacionales (BIS) en 2018 publicó una encuesta a bancos centrales de todo el mundo en el que se observaba el interés: en torno al 70% de las entidades entrevistadas (que representan en torno al 80% de la población mundial), afirmaban estar desarrollando algún tipo de proyecto sobre divisas digitales emitidas por bancos centrales.

¿Y el ciudadano está preparado para incorporar estas divisas digitales a su bolsillo?

Los propios bancos centrales estudian las implicaciones que tendría la emisión de una criptodivisa emitida por ellos mismos para decidir si deben hacerlo. Si el BCE cambiara los euros por un ‘criptoeuro’, es posible que los ciudadanos no tengamos problema en adoptarla, siempre que se facilite el acceso a la tecnología.

¿Cómo cambiará el uso de estas criptomonedas el sistema económico y financiero?

Aún es pronto para decirlo y se está estudiando su potencial impacto, tanto pros como contras. Los bancos centrales que lo investigan, y según recogía un informe reciente del World Economic Forum, se apuntaban varias ventajas de la emisión de una divisa digital de bancos centrales. Destacan la inclusión financiera, la mejora de eficiencia en pagos interbancarios, mayor seguridad ante fallos de equipos, reducción de la evasión fiscal y corrupción, ahorro en costes de fabricación de billetes y monedas y su almacenamiento…

¿Cuánto tiempo cree que hace falta para que las criptomonedas tengan un uso tan extendido como las tarjetas en la actualidad?

Es muy difícil de estimar, pero es probable que sea a largo plazo. Una encuesta del BIS mostraba que los bancos centrales no esperan que una emisión de una criptodivisa sea real en el medio plazo (seis años).

¿Se ve con preocupación desde Analistas Financieros Internacionales (AFI) que la digitalización avance tan despacio en España?

Desde AFI lo que hacemos son proyectos para ayudar en el uso de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, el año pasado hicimos el proyecto Cantabria Pago Digital para identificar los obstáculos en la adopción de medios de pagos digitales. Lo que se descubrió es que las personas tienen acceso a la tecnología, pero no están habituados o existe una falta de costumbre. Lo que debemos hacer es mantener una mente abierta y no tener miedo al cambio o respaldarse en frases hechas como que el ‘bitcoin no sirve para nada’ para evitar analizar su tecnología (’blockchain’), que presenta oportunidades infinitas. En ese sentido, debemos tomar como referencia lo que hacen los bancos centrales en la actualidad: investigar.

"Aragón está aplicando 'blockchain' a procesos de licitación pública"

Y hablando de ‘blockchain’ (cadena de bloques o estructura de datos): ¿Cómo puede ayudar al sistema financiero?

Los últimos estudios apuntan a una mejora de eficiencia en sistema de pagos, especialmente interbancarios, pero también se experimenta con la emisión de títulos a través de registros en ‘blockchain’ o liquidación de activos y reconciliación de transacciones. Seguimos hablando de que la mejora vendría por sistemas más rápidos, eficientes y ahorro en costes.

¿Hasta qué punto puede favorecer la transparencia en la licitación pública?

La seguridad que ofrece la tecnología puede evitar que se produzcan filtraciones de las ofertas o que, si una licitación es modificada, se conozca en qué condiciones se ha hecho. Aragón es una de las Comunidades activas en aplicar blockchain a procesos de licitación pública.

¿Qué otros países están usando ‘blockchain’?

Algunos usos interesantes vienen desde el sector seguros. Por ejemplo, hay una empresa que ofrece seguros de retraso de vuelo a través de ‘smart contracts’. Si el vuelo asegurado con este contrato se retrasa o cancela, en función de la prima de seguro que se haya pagado, tendrás el ingreso que corresponda inmediatamente en tu cuenta. Esto supone un ahorro notable en costes de tramitación de reclamación para la empresa y mejora la experiencia del cliente. También, el Banco Central de Suecia estudia desde hace años la posibilidad de emitir una divisa digital. El Banco de Francia está viendo la aplicación de ‘blockchain’ a la red de pagos SEPA (Zona única de pagos en euros). El propio BCE está estudiando junto con el Banco de Japón la posibilidad de aplicar esta tecnología a la red de pagos interbancarios Target II (Sistema automatizado transeuropeo de transferencia rápida de liquidación bruta en tiempo real).

¿Sería útil esta tecnología para la industria?

Es una tecnología que se estudia con mayor atención desde hace apenas unos años, por lo que aún podría considerarse que está en una fase experimental. Para las empresas industriales podría ayudar en el control de procesos, trazabilidad de los productos y conocer a tiempo real en qué fase de la producción está cada bien. Esto podría ahorrar algunos costes, y quizá los inconvenientes estén aún por descubrir.

¿Están las grandes empresas preparándose?

Hay muchas empresas en España que están experimentando ya con esta tecnología. También la existencia de consorcios de empresas, como el caso de Alastria, está ayudando al desarrollo de la misma. Esta semana se conocía la noticia de que Liberbank e Informática El Corte Ingles, a través de Alastria, han desarrollado una solución para dar de alta a los clientes a través de la nueva Identidad Digital Soberana, una de las aplicaciones que puede tener esta tecnología.

El perfil

Economista por la Universidad de Oviedo y Máster en Banca y Finanzas por AFI, Escuela de Finanzas. Desde 2015 trabaja en el departamento de Análisis Económico y de Mercados de AFI, donde se ha especializado en economías y mercados emergentes y mercado de divisas. Desde hace dos años participa en las reuniones del Grupo Fintech de Afi, donde se discute el impacto de las nuevas tecnologías como blockchain y criptoactivos.

Etiquetas
Comentarios