Despliega el menú
Economía

Innovación

Una empresa aragonesa desarrolla un sistema pionero para eliminar los nitratos del agua

Ingeobras ha patentado una novedosa tecnología de biofiltración que transforma este compuesto en nitrógeno que, a su vez, es evacuado a la atmósfera.

desnitrificadora
Planta desnitrificadora desarrollada y patentada por la empresa zaragozana Ingeobras para eliminar los nitratos del agua.
Ingeobras

Las cifras no solo ponen de manifiesto la gravedad del problema, sino que alertan de la necesidad de buscar soluciones. Una de ellas lleva sello aragonés. La empresa zaragozana Ingeobras ha desarrollado (y patentado a nivel europeo) un novedoso sistema de desnitrificación que ya está poniendo remedio a los problemas de nitratos en las aguas. Para ello utiliza una innovadora tecnología de biofiltración que elimina entre un 90 y un 95 % estas sales transformándolas en nitrógeno que, a su vez, evacúa a la atmósfera. “El sistema denominado Puremust no genera residuos para el medio ambiente”, explica el Joaquín Murría, gerente de Ingeobras, que señala además como ventajas el bajo consumo de electricidad, “lo que permite el uso de fuentes de energías alternativas”, apenas necesita entre un 15 y un 5% de agua para su lavado, un volumen que bien puede reutilizarse o verterse al alcantarillado directamente. Y además su implantación no exige un gran espacio.

“Uno de los grandes problemas con los nitratos en España es que el agua subterránea no la controla nadie”, señala Murría, que explica que su innovadora planta, que fue seleccionado por la Comisión Europea ante más de 3.500 proyectos, ya se ha implantado especialmente en Cataluña y Aragón, donde el problema del exceso de nitratos es especialmente grave por la elevada cantidad de granjas de ganado porcino. En la Comunidad aragonesa el primero de estos sistemas se ha situado en la localidad turolense de Formiche.

“En España hay diversas zonas vulnerables y cada año avanza y cambia debido a las lluvias, la modificación de regadíos o las condiciones del suelo”, insiste Murría, que reitera que las  causas de esta situación es el uso de purines y abono nitrogenados. “Muchas veces se abona a cien kilómetros de distancia pero a través de acuíferos puede llegar a una población que diste decenas de kilómetros”, destaca.

Más eficaz y económica

Desde Ingeobras, empresa con una consolidada experiencia en el sector de la ingeniería hidráulica que ha desarrollado y ejecutado diversos proyectos tanto en España como en Holanda, Azerbaiyán, Haití, Guinea o Senegal, explican que actualmente existen dos métodos para la depuración de las aguas. Uno de ellos es “por osmosis”, pero este “solo es efectivo para núcleos muy pequeños (de no más de 200 habitantes) y resulta una tecnología costosa, ya que se depura solamente el 60% del agua contaminada, mientras que el resto va a la depuradora en el caso de que haya”. Y si esta no existe, se vierte al río más cercano, detallan desde la compañía. A esta tecnología se suma la de desnitrificación, “ahora patentada”, es muy eficaz y económica en núcleos grandes y depura además el 100% del agua.

Etiquetas
Comentarios