Economía

DIA podría cerrar hasta 300 tiendas en España

La cadena de supermercados anunciará en los próximos días los detalles de su nuevo plan estratégico, con el que pretende salir de la insolvencia.

El centro logístico de DIA en Zaragoza.
El centro logístico de DIA en Zaragoza.
Toni Galán

La cadena de supermercados DIA (Distribuidora Internacional de Alimentación) podría anunciar en los próximos días el cierre de algo menos de tres centenares de tiendas, en las que desarrollan su labor profesional unos 1.600 trabajadores. La compañía, en serias dificultades económicas en los últimos meses, confía en poder salir gracias a estos recortes de la situación de insolvencia que le ha llevado a hundirse en bolsa, según ha avanzado este lunes ‘El confidencial’. Fuentes sindicales han mostrado su sorpresa por la “filtración”, al tiempo que han advertido de que la empresa “no les ha comentado nada”, por lo que esos datos todavía “no son oficiales”. Por su parte, desde la firma insisten en que “no se ha comunicado absolutamente nada a ningún medio de comunicación”.

La firma contaba en Aragón en 2017 con un total de 295 tiendas, divididas en 211 propias y 84 franquicias. Casi todas se encuentran en la provincia de Zaragoza (215); Teruel supera la treintena (32), mientras que Huesca roza el medio centenar (48). El grupo apuntó el mes pasado que pondrá a la venta las marcas Max Descuento -con presencia en Sabiñánigo- y Clarel -que posee un total de 102 establecimientos en la comunidad, 36 en la capital- por “no formar parte del negocio principal”. Asimismo, confirmó que acabará el ejercicio con su ebitda ajustado, entre los 350 y los 400 millones de euros, un 30% por debajo de sus expectativas iniciales.

La compañía desvelará este mes su nuevo plan estratégico, así como los detalles de su acuerdo de refinanciación con la banca. El consejo de administración anunció en enero que propondrá en junta de accionistas una ampliación de capital por al menos 600 millones de euros. Y explicó que el análisis de sus cuentas reflejó "un deterioro de 184 millones de euros" que obligará a aumentar las provisiones. Esta caída conllevó que la firma cerrase el año pasado "con un patrimonio neto negativo", situación que prevé revertir con este aumento de capital.

De no consumarse la salida de números rojos, la compañía entraría en concurso de acreedores el próximo 28 de febrero, ha insistido el citado medio, que ha adelantado que parte de la nueva estrategia de DIA se basará en un ahorro de costes, así como una agresiva apuesta por la marca propia.

Etiquetas
Comentarios