Despliega el menú
Economía

Volkswagen jubila su Escarabajo

La compañía alemana cesa la fabricación del mítico Beetle en Europa y lo hará a nivel mundial en julio de 2019.

Uno de los primeros modelos de 'Escarabajo'
Volkswagen jubila su Escarabajo
VW

El clásico Volkswagen Escarabajo, cuyo primer prototipo se remonta a 1936, ha dejado de fabricarse en toda Europa este mes de junio. 72 años después de este momento, únicamente un reducido grupo de países continúan con su producción. Sin embargo, la marca ya ha anunciado que en julio de 2019, las máquinas desterrarán al ‘Beetle’ en todo el mundo. El motivo es claro, y se aprecia en las carreteras: las ventas no son suficientes.

Para despedir al primer coche de la firma alemana, Volkswagen ha decidido sacar a la luz dos ediciones limitadas de Escarabajo: la Final Edition SE y la Final Edition SEL. A pesar de ello, será muy complejo verlas en las calles zaragozanas puesto que no van a salir a la venta en los mercados europeos.

La historia del ‘Beetle’ se remonta a 1936, cuando se realizó el primer prototipo del clásico alemán. Sin embargo, no fue hasta diciembre de 1945 cuando comenzó su fabricación en masa, y en 1946 ya se habían construido 10.000 unidades. A lo largo de la historia ha sufrido varios cambios. A partir de los 60 la forma fue más ovalada e incluso, a finales de los años 90, se comercializó bajo el nombre de ‘New Beetle’, ya que la firma quiso darle un aire novedoso al modelo.

Otro de los aspectos que hacen diferente a este coche es la diversidad de nombres que ha adquirido, más allá de Beetle, en inglés; Kafer, en alemán o Escarabajo, en castellano. Oficialmente, su nombre es muy sencillo: Volkswagen Tipo 1, pero en Francia prefieren llamarlo Coccinelle (mariquita), Volcho o Volchito en México, Pichirilo en Colombia, Peta en Bolivia o Poncho si nos encontramos en Panamá.

Alberto Navarro, de Volkswagen Club Zaragoza, explica su amor a primera vista por estos coches. "Compré mi primer Escarabajo hace treinta años. Fue un amor a primera vista", relata con emoción. Y desde entonces, no ha cesado su enamoramiento. De hecho, según calcula, ha tenido en su poder alrededor de 40 modelos diferentes. "Su diseño, funcionalidad, el fácil recambio, su atractivo... me apasiona", asegura Navarro. Además, afirma que es un coche nunca le ha dejado tirado. Y otro factor que le entusiasma es "haber conocido cantidad de gente maravillosa y de todo tipo", algo que ha podido hacer gracias a miles de kilómetros de carretera a bordo de un Beetle. Sin embargo, y aunque le apena el cese de su producción, asegura que no le parece mal "porque los nuevos no tienen nada que ver con los clásicos".

A pesar de que el fin de la producción mundial está fijada para julio de 2019, desde la compañía han dejado un enigmático mensaje: “No sabemos qué puede suceder en el futuro”.

La furgoneta ‘hippie’ retro-futurista

La firma alemana, sin embargo, pretende volver a poner en las calzadas una nueva versión de la tradicional furgoneta ‘hippie’, conocida como Combi o Bulli. Las versiones T-1 y T-2 fueron las más representativas, y se fabricaron entre 1956 y 1966 y entre 1967 y 1974, respectivamente. La nueva versión, inspirada en estos modelos pero adaptada a las nuevas necesidades de movilidad, saldría a la calle en el año 2022.

Sin embargo, hay una característica que la haría muy particular: está previsto que sea 100% eléctrica. La autonomía está prevista que sea de 600 kilómetros, y podría recargarse en una estación de carga o de manera inductiva. Incluso, no sería descabellado pensar que podrá disponer de conducción autónoma.

Etiquetas
Comentarios