Economía

Heraldo Saludable

Un estudio médico sobre 5.500 empleados de Opel previene enfermedades en 412 de ellos

Adelantarse una o dos décadas a las patologías, objetivo del estudio AWHS Antorcha, cuya financiación "va a seguir".

Un operario trabajando en la fábrica de Opel Figueruelas.
Guillermo Mestre

La medicina preventiva –que identifica los factores de riesgo de la enfermedad antes de que se manifieste– es el ‘alma mater’ del proyecto de investigación AWHS Antorcha (Aragón Workers Health Study) al que se prestaron voluntariamente 5.500 trabajadores de Opel ya en 2009 y cuyas exploraciones periódicas han permitido diez años después descubrir "412 hallazgos subclínicos o enfermedades latentes en este número de empleados que en 2 o 3 años podrían producirles afecciones graves, entre ellos 40 casos de arterias coronarias con alto grado de obstrucción a los que se les han colocado ‘stents’ o dispositivos metálicos dentro de las arterias para evitar su progresión hacia infartos".

Es uno de los buenos resultados aportados por este estudio, que ahora entra en una segunda fase, la más importante, según el doctor Civeira, y cuya financiación se comprometió a mantener este miércoles Ángel Lanas, director científico del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS, integrado por los hospitales Clínico, Miguel Servet, la Universidad de Zaragoza y el Instituto Aragonés de Ciencia de la Salud). "El IIS es un instituto muy dinámico, está muy vivo y creemos que no va a haber problemas para mantener la financiación a futuro", dijo.

Lanas –junto a Antonio Cobo, director general de Opel España y el doctor e investigador principal del AWHS Antorcha, Fernando Civeira– explicó este miércoles a los medios los beneficios de un estudio de salud seleccionado en su día por el Hospital Carlos III, que lleva diez años en marcha y que ha ido obteniendo financiación por valor de 2 millones. "Es una garantía de que el proyecto va a seguir adelante porque no solo beneficia a los trabajadores de Opel sino al mundo científico y la población mundial en general porque los hallazgos que se consiguen tienen un impacto en salud cardiovascular a nivel mundial". Cobo reconoció el carácter pionero del estudio. "No conozco otro de esta dimensión que analice factores genéticos y ambientales que puedan incidir en la enfermedad cardiovascular, la primera causa de muerte. Y quiero agradecer a los trabajadores de Opel, que voluntariamente se prestan, a los investigadores y nuestro equipo médico, con el doctor Mur –que estuvo recientemente en Washington presentando el estudio– que lo hagan posible".

El doctor Civeira destacó que "con el estudio queremos adelantarnos a la enfermedad identificando lo que llamamos la arteriosclerosis subclínica, es decir lesiones que preceden al desarrollo de la enfermedad y que son reversibles". Su principal novedad, indicó, es "que nos permite adelantarnos una o dos décadas respecto al comienzo de la enfermedad". La primera fase del AWHS Antorcha, explicó, ha consistido en "analizar muy bien a los trabajadores, hacerles un montón de exploraciones desde la dieta, el ejercicio, su estilo de vida, cómo están las arterias a nivel del corazón, del organismo, su sangre, su ADN". Y ya en esta segunda fase "lo que se hará es analizar toda esa información y ver cómo influye en la evolución de la arterioesclerosis y en la aparición de nuevas enfermedades". Esta fase, concluyó, "que vamos a desarrollar en los próximos tres años, es la más importante".

Etiquetas
Comentarios