Despliega el menú
Economía
Suscríbete

El comité de Android rechaza la rebaja de condiciones y convoca movilizaciones

Los trabajadores, que montan piezas en la fábrica de Opel, pararían desde el día 27.

Cadena de montaje de Opel España. Android trabaja dentro de la fábrica.
El comité de Android rechaza la rebaja de condiciones y convoca movilizaciones
Guillermo Mestre

El pleno del comité de empresa de Android, compañía que se encarga del montaje de piezas dentro de la fábrica de Opel en Figueruelas (puertas, salpicadero y un módulo en la nave 21), acordó ayer llevar adelante un calendario de movilizaciones para protestar contra el planteamiento que ha demostrado tener la dirección en la negociación de su convenio colectivo, marcado por una rebaja de condiciones laborales –entre ellas las salariales– que los sindicatos rechazan.

El comité, según fuentes sindicales, ha convocado paros de cuatro horas por turno los días 27 y 30 de abril y 2 y 4 de mayo de momento y mantendrá esa medida de presión mientras no se retire el procedimiento de inaplicación del convenio que ha regido hasta ahora y hasta que no sean readmitidos los trabajadores que han sido despedidos –apuntan– durante el proceso de negociación. Los paros serían de 2.00 a 6.00 en el turno de noche; de 6.00 a 10.00 en el de la mañana, y de 14.00 a 18.00 en el de la tarde. Android, que relevó a Faurecia en 2008 en el montaje de los citados componentes dentro de la factoría de Opel, cuenta con cerca de 450 trabajadores.

"No aceptaremos rebajas de sueldos", apuntaron ayer con rotundidad los sindicatos tras señalar que la dirección de Android se propone acercar los salarios que paga a los que estipula el convenio del Metal de Zaragoza, que son más bajos.

Ya desde el inicio del diálogo las centrales declararon a la compañía que consideraban "bochornoso" que les plantearan rebajas considerables de sueldos, cuando la dirección hablaba de reducir los salarios de la plantilla fija de 18.145 euros a 17.340 euros, es decir, 855,66 euros menos. Aunque esa cifra pueda reducirse, aseguran los representantes de los trabajadores, el rechazo se mantendrá mientras la oferta de la compañía pase por una rebaja.

Contratos por años

Al no ser un proveedor de componentes, Android no tiene con Opel contratos vinculados a la producción de cada uno de sus modelos sino por periodos específicos de tiempo. El que afecta al montaje de salpicaderos y puertas vence en diciembre de 2019, mientras que el relacionado con el montaje de un módulo en la nave 21 de la planta de Figueruelas está vigente hasta 2021.

Consciente de la nueva realidad de Opel España tras su integración en el grupo PSA, marcada por el recorte de las condiciones laborales de los trabajadores de la fábrica de Zaragoza como consecuencia de la puesta en marcha del plan de reestructuración ‘PACE!’ de la firma del rayo, Android está planteando ahora a sus trabajadores rebajas salariales para poder presentar a Opel una oferta "competitiva" que le permita mantener la carga de trabajo adjudicada hasta finales de 2019.

En Android saben que, sin una oferta que vaya en la línea de lo recortado a los trabajadores de la planta de Figueruelas (en sueldos y en pausas) en su convenio colectivo, firmado en febrero pasado no sin dificultades, no será fácil mantener el trabajo que tiene en la actualidad en la fábrica zaragozana.

En el parque de proveedores del automóvil en Aragón saben que la llegada de PSA, como se está viendo en Opel España, exigirá más sacrificios. Empresas de la industria auxiliar, de hecho, recibieron cartas de la multinacional en las que se les indicaba que para optar a un contrato para el nuevo Corsa, que se ensamblará desde finales de 2019, los costes deberían reducirse cerca de un 19%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión