Despliega el menú
Economía

Aragón intensifica sus relaciones con China al apreciar "oportunidades maduras" de negocio

El embajador de China en España, Lyu Fan, y el director del Icex, Javier Serra, estarán en el I Congreso sobre ‘Aragón y el mercado asiático’ el día 21 en Zaragoza. Asisten empresarios con experiencia en ese mercado que darán todas las claves.

Llegada a la terminal de Zaragoza de contenedores del servicio ferrioviario con Zhengzhou (China).
Llegada a la terminal de Zaragoza de contenedores del servicio ferrioviario con Zhengzhou (China).
Toni Galán

España exporta a China mercancías por valor de 6.257,6 millones de euros pero el valor de lo que importa es 25.661,9 millones, es decir, cuatro veces más, según los datos de exportación de 2017 del Ministerio de Economía. Revertir esta balanza comercial negativa y hacer de China un mercado no solo en el que comprar sino en el que vender es el objetivo del I Congreso ‘Aragón y el mercado asiático, un camino de futuro’ organizado por el Ejecutivo autonómico y HERALDO que se celebrará el 21 de marzo en el Palacio de Congresos de la Expo y al que asistirán prestigiosos ponentes como el embajador de España en China, Lyu Fan, o el director general del Instituto de Comercio Exterior (Icex), Javier Serra, y cuyo anfitrión será el presidente aragonés, Javier Lambán.

"Desde hace 20 años vemos a China como un gran mercado exportador, pero ese escenario ha cambiado radicalmente. Ya no es un país de mano de obra barata sino que sus salarios de media están equiparados a los de Portugal. Quiero decir que su nivel adquisitivo ha aumentado y que productos ‘gourmet’ del sector alimentario aragonés, del industrial o del textil tienen cabida. Tenemos oportunidades maduras de negocio: se está exportando ya cerdo fresco congelado y también componentes industriales", explicó Fernando Fernández, director gerente de Arex (Aragón Exterior).

"Estamos intensificando las relaciones con China para abrir las puertas a más empresas". De hecho, añadió, "en 2017 tuvimos 74 compañías aragonesas, casi el triple que el año anterior, que vinieron con una delegación de Arex a Shánghai". El interés es creciente, indicó, y por eso se ha organizado este I Congreso en el que empresarios como Sergio Samper, del Grupo Jorge, o Pedro Pablo Andreu, de Fersa Bearings, entre otros, contarán en detalle cómo fue su desembarco en el mercado chino y hasta qué punto les ha resultado rentable. "Llevamos tiempo trabajando con las autoridades chinas. La consejera de Economía, Marta Gastón, con un equipo de Arex, estuvo en junio de 2017 en el país porque no solo es el tren de Yiwu y su mercado sino que hay otros intermedios muy potentes con los que se contactó". Según el máximo responsable de Arex, "los chinos compran cada vez más productos de otros países y desde Aragón hay mucho que podríamos venderles y a buen precio". Fernández avanzó que siguen trabajando para que el tren de Yiwu, el de ‘la ruta de la seda’, tenga parada en Zaragoza y además de venir lleno de producto chino vuelva cargado de producto español.

"Una infraestructura siempre lleva asociado crecimiento", manifestó Manuel Teruel, presidente de Feria de Zaragoza en relación con dicho tren. "Hay que tener en cuenta que China ya no es el país del todo a cien que era sino que el salto tecnológico que ha dado es de gigante y además de consumidor es un enorme productor". Por eso, aún reconociendo que "sí hay nichos de mercado con carencias que podríamos cubrir", Teruel ve en el mercado chino sobre todo una oportunidad para adquirir componentes finales y mejorar así el precio de venta. En el caso de su empresa, Taim Weser, recordó que tuvo dos grandes proyectos en China: en 1991 al venderles dos sistemas de extracción de carbón en mina de capa estrecha y otro en el año 2000 al suministrarles un parque eólico formado por 18 aerogeneradores para la isla de Nan’ao.

"Desde luego en China hay que estar", concluye, "pero sabiendo muy bien a dónde se va".

Etiquetas
Comentarios